Que es la endometriosis

¿Qué es?
Normalmente, el endometrio recubre el interior del útero y es expulsado, con el aspecto de sangre, durante cada menstruación. Cuando se tiene endometriosis, ese tejido endometrial empieza a crecer en otros lugares del cuerpo. Por lo general el endometrio no se va muy lejos, y se encuentra mayormente en la pelvis.
Uno de los principales problemas de la endometriosis es que las células endometriales que se encuentran donde no deben siguen intentando actuar como si estuvieran dentro del útero y se preparan por si acaso un óvulo deseara implantarse en ellas. Así que cada mes se multiplican, y luego pueden sangrar otra vez, lo cual provoca nuevos implantes y las hace aumentar de tamaño. Si pudiéramos ver los implantes endometriales, nos parecerían quistes de sangre oscura, razón por la que los médicos suelen llamarlos «quistes de chocolate» (aunque también es un misterio cómo después son capaces de mirar de frente una barrita de Tobleronc).
La endometriosis causa dolor porque esos quistes o implantes están creciendo donde no deben y ejerciendo presión, y hacen que se adhieran tejidos que no deberían adherirse, y provocan bloqueos donde no debe haberlos, principalmente en la pelvis y en todo el delicado armamento reproductivo que tenemos, como las trompas de Falopio, y por eso pueden producir infertilidad.
Pero tener endometriosis no significa que una automáticamente sea infértil, pues depende del grado del daño que hayan sufrido los órganos y de lo sigiloso que pueda ser el organismo para superarlo.
La endometriosis suele diagnosticarse después de mucho buscar qué es lo que está causando dolor o dificultades para quedarse embarazada.
Además, la endometriosis tiende a repetirse: aproximadamente la mitad de todas las mujeres que la padecen la desarrollan de nuevo al cabo de cinco años de tratarla con éxito.

Sin Comentarios »

Sin comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Debes registrarte aquí logged in para dejar un comentario.