Agonistas de la GnRH

Posibles efectos secundarios.
Son comunes los síntomas menopáusicos como sofocos, sequedad vaginal y dolores de cabeza; algunas mujeres tienen dificultades en sus relaciones sexuales debido a la sequedad vaginal, y otras, ya que hablamos de ello, sienten poco o ningún interés por mantenerlas.
Al empezar a tomar agonistas de la GnRH se da una temprana y significativa pérdida de densidad ósea. La densidad ósea radial (que se mide en la muñeca) no se ve afectada, pero la de la columna vertebral muestra cambios constatables. Para algunas mujeres, esto puede no ser reversible y debe tenerse en cuenta a la hora de decidir tomar agonistas de la GnRH. El estrógeno y la progesterona juntos pueden prevenir la pérdida de densidad ósea, pero agravar el problema para el que fueron recetados los agonistas de la GnRll.
Hay personas que desarrollan quistes ovárieos en los dos primeros meses de tratamiento con agonistas de GnRH, sobre todo si cuentan con un historial anterior de síndrome de ovario poli-quístico. Dichos quistes a menudo desaparecen por sí solos conforme avanza el tratamiento, pero pueden hacerse lo bastante grandes para requerir cirugía u obligar a dejar el fármaco.
Qué tomar con los agonistas de la GnRH
• Las mujeres que toman agonistas de la GnRH deben cerciorarse de que ingieren cantidades suficientes de calcio y magnesio.
• Los estrógenos de plantas pueden ayudar a contrarrestar los síntomas menopáusicos provocados por los fármacos.

Sin Comentarios »

Sin comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Debes registrarte aquí logged in para dejar un comentario.