Miomectomia uterina

Filed under: General

¿Miomeetomía o histerectomía?
Para las mujeres que han rebasado la edad de tener hijos o las que no quieren quedarse embarazadas, se suele recomendar una histerectomía. Para las demás, puede que se sugiera una miomeetomía.
Algunos cirujanos son reacios a practicar una miomeetomía, sobre todo en mujeres que no quieren tener (más) hijos. Resulta difícil hasta para el cirujano más experto predecir la facilidad con que se va a extirpar un fibroma, lis posible que haya una hemorragia severa, y eso puede obligar a hacer una histerectomía de todas formas, y en condiciones menos óptimas. A veces, la localización exacta del fibroma se descubre sólo durante la intervención; puede encontrarse en una posición difícil de alcanzar, o rodeado de estructuras delicadas. También puede estar alimentado por más vasos sanguíneos de lo habitual.
Otras razones para no querer practicar una miomeetomía son que los fibromas pueden volver a crecer, o que el sangrado menstrual abundante asociado con ese fibroma puede no interrumpirse. Una razón tácita para sugerir una histerectomía es la opinión generalizada entre los médicos de que las mujeres que no tienen intención de tener un hijo no necesitan el útero. Es posible que primero nos ofrezcan una histerectomía, y que hablen de la miomeetomía sólo si una se la menciona.
Esta decisión suele ser difícil de tomar para muchas mujeres. Cuando se ha aconsejado una histerectomía, pero no es una opción conveniente, se recomienda obtener una segunda opinión de un ginecólogo experimentado en la técnica de la miomectopía. Según los informes, la extirpación de fibromas mediante lá-Ser reduce la hemorragia en el momento de la intervención, disminuye el riesgo de que se formen adherencias y mejora la sa de fertilidad de las mujeres que desean concebir.
A veces, la única opción es una histerectomía. Una miomec-tomía podría resultar demasiado arriesgada, complicada o imprevisible. Es posible que haya demasiados fibromas (aunque sabemos de una mujer de 45 años a la que su ginecólogo extirpó 42 fibromas en lugar de practicarle una histerectomía) o puede que existan otros motivos ginecológicos para justificar la histerectomía como mejor opción.
Tanto una intervención como otra son procedimientos a escoger, de manera que es posible preparar una autotransfusión (a la mujer se le extrae sangre unos días antes de la operación que después se le vuelve a introducir en el cuerpo en el quirófano, si es necesario). Si te van a extraer sangre para una autotransfusión, toma suplementos de hierro y aumenta tu ingesta diaria de alimentos que contengan este mineral (consulta la página de información sobre el hierro que hay en el apartado «Minerales» del capítulo «Cuidarse una misma»).
Anestesia:
General, en el hospital.
Procedimiento:
Normalmente se realiza a través de una incisión de laparotomía. Los fibromas se cortan con un escalpelo y se ha de tener cuidado de frenar todas las hemorragias.
Tiempo:
El procedimiento suele durar hasta dos horas.

Sin Comentarios »

Sin comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Debes registrarte aquí logged in para dejar un comentario.