Un freno a la incontinencia urinaria

Un freno a la incontinencia:

El suelo pélvico es una especie de arco protector, un conjunto de músculos que sostienen la parte baja del abdomen que sirve de apoyo para los principales órganos situados en esta zona (vejiga, útero e intestino inferior o recto). A través de él pasan los conductos de salida al ‘ exterior de estos órganos (uretra, vagina y recto). Para que este escudo pueda realizar correctamente sus funciones, es preciso que la musculatura se encuentre sana y fuerte.

Pérdida de elasticidad:
Muchas mujeres durante y, sobre todo, después de la menopausia comienzan a tener problemas de incontinencia porque estos músculos han perdido parte de su elasticidad. Para evitar este deterioro se deben adoptar algunas medidas:
■ Conócete a ti misma:
Conocer el cuerpo y realizar ejercicios que fortalezcan el suelo pélvico (desde la adolescencia, pero especialmente durante y después de la menopausia) contribuye a evitar la incontinencia de esfuerzo.
■ Tras el parto, ejercicios de suelo pélvico:
Para evitar los efectos del embarazo y el parto, algunos ejercicios ayudan a la recuperación de la musculatura pélvica. Muy sencillos, consisten en realizar contracciones de estos músculos y, siempre que sea posible, separando las dos zonas.
■ Consulta al médico: Tras los primeros síntomas, incluso antes de que se produzca el primer “escape”, es importante comentarlo con el ginecólogo para que establezca las pautas terapéuticas.

Sin Comentarios »

Sin comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Debes registrarte aquí logged in para dejar un comentario.