Cambia constantemente de humor

Filed under: ACTIVIDAD HORMONAL

A partir de los 12 o 13 años, los chicos se lanzan en busca de una nueva identidad y tratan de establecer un rumbo propio. Esto no es nada fácil y provoca sucesivas “luchas” internas. Por un lado, todavía no han logrado despegarse del todo de las cosas que los unen a su infancia. Por momentos, ya se sienten “grandes ” y al rato, vuelven a adoptar las mismas actitudes de cuando eran niños. Las chicas no se sienten cómodas con sus nuevas dimensiones, no consiguen ropa que les quede bien, buscan incansablemente esconder sus formas y a cada rato, añoran con volver a su talle anterior. Todos estos puntos influyen sin duda en su estado de ánimo y hacen que transcurran largos períodos de tiempo bajo los influjos de una inestabilidad crónica. Los padres suelen ser los más desconcertados ante estos comportamientos variables y también ante los llantos o estados de mal humor sin motivo aparente. Además, en muchos

Agonistas de la GnRH

Posibles efectos secundarios.
Son comunes los síntomas menopáusicos como sofocos, sequedad vaginal y dolores de cabeza; algunas mujeres tienen dificultades en sus relaciones sexuales debido a la sequedad vaginal, y otras, ya que hablamos de ello, sienten poco o ningún interés por mantenerlas.
Al empezar a tomar agonistas de la GnRH se da una temprana y significativa pérdida de densidad ósea. La densidad ósea radial (que se mide en la muñeca) no se ve afectada, pero la de la columna vertebral muestra cambios constatables. Para algunas mujeres, esto puede no ser reversible y debe tenerse en cuenta a la hora de decidir tomar agonistas de la GnRH. El estrógeno y la progesterona juntos pueden prevenir la pérdida de densidad ósea, pero agravar el problema para el que fueron recetados los agonistas de la GnRll.
Hay personas que desarrollan quistes ovárieos en los dos primeros meses de tratamiento con agonistas de GnRH, sobre todo si cuentan con un historial anterior de síndrome de ovario poli-quístico. Dichos quistes a menudo desaparecen por sí solos conforme avanza el tratamiento, pero pueden hacerse lo bastante grandes para requerir cirugía u obligar a dejar el fármaco.
Qué tomar con los agonistas de la GnRH
• Las mujeres que toman agonistas de la GnRH deben cerciorarse de que ingieren cantidades suficientes de calcio y magnesio.
• Los estrógenos de plantas pueden ayudar a contrarrestar los síntomas menopáusicos provocados por los fármacos.

Fármacos que bloquean las hormonas

Agonistas de la GnRH.
Hacemos una pausa para transmitir un breve mensaje sobre cómo funciona el organismo. El hipotálamo, una glándula que se encuentra en el cerebro, libera una hormona llamada hormona liberadora de gonadotropina (GnRII). y ésta le indica a la glándula pituitaria que empiece a bombear importantes hormonas que ponen en marcha el ciclo menstrual: hormona luteinizante (LH) y hormona foliculoestimulante (FSII).
Los fármacos que poseen una estructura química similar a la de la GnRH se llaman análogos de la GnRII, y pueden imitar la acción de dicha hormona o hacer que el organismo deje de fabricarla. Cuando se toma de forma continuada, un análogo de la GnRH interrumpe la ovulación y entonces se denomina agonista de la GnRII (agonista quiere decir «competidor»). Estos fármacos se emplean principalmente para tratar la endometriosis y los quistes fibroides.
Los agonistas de la GnRH suelen utilizarse para reducir el tamaño de los fibromas y la cantidad de vasos sanguíneos que los rodean antes de una miomectomía (extirpación quirúrgica de un fibroma). Resulta útil simplemente porque reduce la hemorragia y facilita la extirpación de un fibroma más pequeño. Otra ventaja es que reduce los períodos abundantes antes de la operación, lo cual permite hacer frente a una posible anemia antes de proceder a la cirugía. A menos que tras el uso de los agonistas de la GnRII se lleve a cabo una operación, el fibroma volverá a crecer al dejar de tomar el fármaco.
Cuando se administra para tratar la endometriosis. este fármaco induce un estado menopáusico transitorio. Los agonistas de la GnRH son igual de efectivos que el danazol a la hora de reducir los síntomas y el tamaño de los implantes endometriales, y se dice que los efectos secundarios son menos severos.
Los quistes endometriales suelen recuperar su tamaño inicial cuatro meses después de dejar el fármaco, lo cual hace necesario aplicar algún tratamiento adicional. I.os agonistas de la GnRII no tienen más ventajas a la hora de mejorar la fertilidad.
Los agonistas de la GnRH también se han probado en combinación con la pildora para los síntomas premenstruales. Esta clase de tratamiento es polémica porque son fármacos muy fuertes, y se reservan para casos realmente agudos de SPM. Muy ocasionalmente se utilizan para sangrados anómalos que no han respondido a otro tratamiento.
I.os agonistas de la GnRH no pueden tomarse en forma de pastillas debido a su composición química, de modo que se administran en inyecciones (Zoladex), normalmente una vez al mes, o bien como inhalador nasal (Synarcl). Producen un estado menopáusico e interrumpen los períodos mientras se usan. Por lo general, la ovulación vuelve al cabo de un mes después de dejarlos.

Regulacion de azucar en la sangre

Anomalías en el azucar de la sangre.
Las mujeres que tienen el sindrome ovario poliquistico son propensas a sufrir anomalías en el azúcar de la sangre, que aparecen como consecuencia de la obesidad y de la resistencia a la insulina. Cuando se tiene este problema, continúa fabricándose insulina (a diferencia de la diabetes), pero sus niveles se vuelven demasiado elevados debido a que no puede introducir la glucosa en el interior de la célula como se supone que ha de hacerlo, de manera que se engaña al organismo y se le induce a creer que necesita más La prioridad consiste en perder peso y ayudar a que la insulina penetre en las células. Los nutrientes que ayudan son el magnesio, el zinc (hallarás información al respecto en el apartado «Minerales» del capítulo «Cuidarse una misma»), el manganeso y el cromo. Entre las hierbas que te pueden recetar se encuentran la Gytnnema sytvestra (gymnema silvestre), la Galagca (galega), la Trigonella foenumgraccum (íenogreco) y las hierbas amargas.

Desequilibrio hormonal en la mujer

Domesticar las otras hormonas disparadas.
La hormona luteinizante.
Un exceso de hormona luteinizante (LH) hace que haya un sobrante de andrógeno, y cuando disminuyen los niveles de LII, también disminuyen los andrógenos. Hay tres hierbas que ejercen un impacto directo sobre la hormona luteinizantc: CAmicifuga raoemosa (eimicífuga), el Ilumulus lupulus (lúpulo) y el Lycopus virginicus (licopo de Virginia). El lúpulo y la eimicífuga son especialmente dicaces; se toma lúpulo cuando el sindrome ovario poliquistico va acompañado de estrés y tensión nerviosa. Estas dos hierbas también inhiben el efecto del estrógeno. El Lycopus virginiana suele administrarse para tratar el hipertiroidismo, pero también reduce los niveles de LII y de la hormona foliculocstimu-lante (FSH). Sólo debe tomarse a corto plazo, y debe evitarse si se está intentando ovular normalmente de nuevo. Recuerda, además, que no debes automediearte.

Para equilibrar las prostaglandinas

Para equilibrar las prostaglandinas:
• Suplementos de ácidos grasos esenciales, como el aceite de onagra o el aceite de Trientalis borealis. Una dosis de tres gramos de aceite de onagra contiene 216 miligramos de ácido linoleico y 27 gramos de ácido linoleico gamma (ALG), o el equivalente tomado a diario desde mitad del ciclo hasta el momento del período puede ser de utilidad para regular las prostaglandinas. Para que funcione, necesitarás vitamina B6 y zinc. También se puede modificar la dieta para aumentar la ingesta de ácidos grasos esenciales.
• Vitamina E: entre 100 y 600 Unidades Internacionales (UI) al día también pueden ayudar a equilibrar las prostaglandinas.

Tratamiento Para el azúcar en la sangre

Tratamiento Para el azúcar en la sangre:
• Magnesio: entre 200 y 800 miligramos al día de magnesio elemental en forma de magnesio fosfato, aspartato, orotato o quelato.
• Comer poco y con frecuencia.
• Restringir la ingesta de azúcar y sal.
• Incorporar productos amargos en la dieta y en forma de hierbas medicinales para regular el metabolismo del azúcar en la sangre.

ACTIVIDAD HORMONAL

La regulación hormonal actúa desde antes del nacimiento, durante la vida fetal, gracias a la presencia de un órgano, la placenta, que ejerce actividad de glándula endocrina, y al paso de hormonas de la madre a la circulación del feto. También es posible encontrar trazas de hormonas producidas por el mismo feto. Sin embargo, la actividad endocrina de un ser se establece propiamente a partir del nacimiento y alcanza su pleno desarrollo en el momento de la pubertad. Hay que tener presente que la maduración del organismo, con el crecimiento y desarrollo completos de todos sus órganos y aparatos, se produce presidida por la actividad de un grupo de hormonas entre las que cabe destacar la llamada hormona de crecimiento, las hormonas tiroideas, las sexuales y la insulina.
Los tipos esqueléticamente anchos, de aspecto macizo y tendencia a la obesidad forman el tipo constitucional de los pícnicos. Su psicología se caracteriza por la tendencia a presentar cíclicamente periodos de gran vitalidad. Fragmento de El juicio de Paris, obra del pintor flamenco Rubens.