Estimular al bebe

Filed under: Consejos para niños

Para estimular el instinto de “agarrar”, que desaparece con la edad, apoya tu dedo en el talón de su pie y verás cómo el bebé relaja los dedos, extendiéndolos. Si lo pones detrás de sus dedos, éstos se contraen: es un ejercicio para recién nacidos.

Aprender a hacer masajes

Filed under: Consejos para niños

Para hacer los masajes se emplean aceites, especialmente el de almendras dulces, que es muy suave y agradable. Pero también puedes utilizar otros, como el aceite de la-vanda, el de caléndula o el de sésamo: son agradables y tienen efectos tranquilizantes en tu bebé. Si el niño está contento, empezaremos a masajearle los pies y las piernas y continuaremos por el abdomen, la espalda y la cabeza. Por su actitud, sabrás si el masaje le está resultando gratificante: si tu bebé empieza a llorar, es mejor que lo dejes para otro momento.
Si no confías en tu instinto para dar un masaje a tu bebé, y quieres ganar seguridad, puedes asistir a las clases que organiza la Asociación Española de Masaje Infantil.

Masaje a tu bebé

Filed under: Consejos para niños

Antes de hacer un masaje a tu bebé es muy importante que tomes consciencia de qué significa ese momento. Los dos, tanto tú como tu bebé, tenéis que estar dispuestos a disfrutar del masaje con la máxima tranquilidad. No olvides que se establece una relación similar a cuando le das el pecho. No se trata sólo del masaje en sí, sino de todo lo que le rodea: mimos, arrullos, miradas…
Lo ideal es hacer el masaje una vez al día, en un entorno tranquilo y con un ambiente caldeado, donde el bebé pueda permanecer desnudo, estirado en una superficie blanda -en tu cama es perfecto-, o sobre tu regazo.

Estimulacion temprana para bebes

Filed under: Consejos para niños

Para activar la circulación de tu bebé. Da “pasitos” con tus dedos por la planta de su pie. Después, desliza tus pulgares desde el talón hasta los dedos del pie. Masajea cada dedo. Desliza tus manos desde la parte superior del muslo hasta el talón.
También para la circulación. Da “pasitos” sobre la palma de sus manos con la punta de tus dedos. Arrastra los pulgares desde la muñeca hasta los dedos. Cierra tus manos alrededor de su brazo y haz movimientos de “vaciado” desde el hombro hasta la muñeca.
Para relajar a tu bebé. Masajéale la espalda, deslizando las palmas de las manos desde su nuca hasta la cintura, con movimientos en línea recta. Después, da “pasitos” con la punta de los dedos. Mientras lo haces, no dejes de hablarle en tono cariñoso.

Masajes para estimular el desarrollo de tu bebé

Filed under: Consejos para niños

Masajes para estimular el desarrollo de tu bebé:

Cuando haces un masaje a tu bebé estableces una relación muy estrecha y especial con él que repercute en su buen desarrollo físico y emocional. En la India, las madres untan con aceite a su hijo, se sientan en el suelo con las piernas cruzadas, y lo acomodan en su regazo, acariciándolo y masajeándolo mientras le cantan. Este tipo de masaje es muy suave y relajante, y está cargado de un componente emocional que lo hace muy especial. Los masajes que te proponemos se basan en estas técnicas orientales. Los especialistas coinciden al afirmar que las personas que más capacitadas están para hacerlos son los padres, precisamente por el vínculo afectivo que les une al bebé. De hecho, seguro que más de una vez tu bebé se ha beneficiado de tus caricias. Con algunas nociones más, que te pasamos a explicar con la ayuda de expertos en el tema, tu bebé se beneficiará todavía más de estos masajes.
El beneficio más claro del masaje es, sin duda, el psicológico. Mediante el masaje podrás establecer una comunicación muy estrecha y especial con tu bebé, porque, como dice Rosa María Palacios “el órgano primordial de contacto con el exterior que posee el bebé es el tacto, y a través de él entiende y aprende muchas cosas”. “Además -continúa diciendo-, diferentes estudios han demostrado que sin tacto no se puede vivir. Es fundamental: los mamíferos prefieren el contacto con algo que les transmita calor, antes que el propio alimento”.
La suave presión que, mediante el masaje, la madre ejerce sobre el pequeño cuerpo de su hijo refuerza la relación entre ambos y permite que el bebé sea más receptivo, más comunicativo. Dolores Guix lo explica así: “los bebés que reciben masajes se relacionarán mucho mejor con los demás. Se ha comprobado que estos bebés se convierten en adultos más cariñosos y comprensivos “.
Rosa María Palacios considera que los efectos del masaje, desde el punto de vista psicológico, son aún más profundos: “el niño aprende el principio del respeto mutuo, porque es él quien decide si desea o no el masaje, cómo y cuándo lo desea. Esta decisión influye muy positivamente en su desarrollo emocional, porque empieza a tomar sus propias iniciativas y a comprobar que son aceptadas. Todo ello redunda en su autoestima, porque el bebé se siente seguro y aceptado”.

Clase de musica para niños

Filed under: Consejos para niños

Clases de música y buenas notas:
Los niños que asisten a clases de música sacan mejores notas en otras materias. Así lo ha demostrado un estudio de las universidades de Fribourg y Salzburgo, en Austria. Con una muestra de 1.200 alumnos, descubrieron que aquellos que recibían formación musical aprendían con más facilidad matemáticas y lenguaje.

“Explota por cualquier cosa”

Filed under: Consejos para niños

En busca de la propia autonomía, los adolescentes y preadolescentes utilizan toda su “energía ” para defender a rajatabla su postura, aún en temas menores y casi insignificantes. Así, son capaces de armar un revuelo terrible porque sus padres han “osado” sugerirles que es más seguro tomar un remise para volver de la matinée que hacerlo en colectivo, les han preguntado con quiénes irán a bailar o a qué hora aproximadamente estarán de vuelta. “Saben que sus padres tienen mucha fuerza, son hábiles para mandar y que podrán ponerle tregua a sus impulsos de libertad”, explica Vallejo-Nágera. Por eso, usan toda su “artillería” para lograr sus cometidos e intentar implantar su propia voluntad.

Para las mascotas, también hay

Filed under: Consejos para niños

Tratar los pequeños problemas cotidianos de los animales domésticos en el hogar es una manera de mantener controlada la salud de la mascota sin necesidad de requerir la atención profesional cuando realmente no es necesaria. Entonces, es importante que todo dueño de perros y/o gatos conozca algunas técnicas caseras para sanar un síntoma presentado en su animal y advierta cuándo es el momento indicado para visitar al veterinario. Además de manejar las medidas básicas de revisación e higiene periódica de ojos, patas, orejas, piel y boca, hay casos concretos en los que el amo puede hacerse cargo de ayudar a su perro o gato. Los siguientes son dos ejemplos muy habituales que suelen presentarse en las mascotas, sepa cómo actuar frente a ellos :
• Diarreas con vómitos: haga que su animal cumpla un día entero de ayuno, teniendo agua a su alcance y suspéndale la leche, en caso de que comúnmente consuma lácteos. Ofrézcale en su recipiente unos cubitos de hielo para que se entretenga y además sume líquido lentamente. Luego, debe ir incorporando la alimentación sólida en forma paulatina.
• Prurito (picazón): la picazón es causada, generalmente, por acción de las pulgas o por una reacción alérgica. Es recomendable evitar que el animal se acostumbre al hábito de rascarse porque el cuadro puede culminar en una infección. El primer paso es calmar la molestia con agua fría; en el caso de los gatos -reacios por naturaleza a los baños- se los puede mojar con trapos embebidos en agua. La segunda etapa consiste en hidratar la piel de la zona afectada con algún producto para tratar la dermis seca y, finalmente, usar un shampú, spray o loción pulguicida para combatir y/o prevenir que ocurra una nueva invasión de pulgas.

Algunos consejos sobre remedios caseros

Filed under: Consejos para niños

Más allá de la eficacia de los remedios caseros, éstos nunca deben reemplazar la consulta médica cuando se crea necesaria.

• Gripe: en caso de que su pequeño sufra los dolores de espalda habituales en un cuadro de gripe, recostado, ubíquelo boca abajo, planche una bufanda y colóquela caliente sobre su espalda imitando la acción de una almohadilla eléctrica que irradia calor.
• Fiebre: las duchas frías o los paños de agua fría sobre la frente son infalibles para bajar la temperatura corporal.
• Diarrea: el consumo de abundante líquido es indispensable para evitar una deshidratación y aunque no sea demasiado atractivo para beber, es recomendable ingerir agua de arroz. De todas maneras, se sobreentiende que este método es un paliativo que en ningún caso debe reemplazar la consulta urgente con el médico.
• Inflamaciones: las tisanas de plantas medicinales como malva o romero son excelentes para los casos de infección o contusión porque rebajan la hinchazón y calman el dolor.
• Cortes y raspones: para evitar que se internen en la herida partículas que puedan producir una infección, es importante lavar el
área varias veces con agua y jabón. Las soluciones para detener el sangrado son ejerciendo presión con la mano envuelta en una gasa o un aposito sobre la herida o colocando encima un puñado de azúcar y controlando que quede  cubierta
toda la zona lastimada.
• Golpes: tan viejos como los golpes son los trucos para evitar los “chichones” o bultos que se forman como respuesta a una agresión física: se coloca un trozo de manteca, hielo o se aprieta en el lugar con la hoja de un cuchillo frío.
• Pediculosis: un remedio casero para combatir los tan indeseables piojos y liendres consiste en lavar la cabeza con vinagre y luego pasar el peine fino para eliminar liendres y los piojos que permaneciesen agarrados al pelo.
• Dolores musculares: suelen ser muy comunes en la etapa del crecimiento por el reacomodamiento entre los huesos y los músculos. Si es el caso de su niño, masajee sus miembros inferiores y superiores y propóngale pasar la noche dentro de una bolsa de dormir para asegurar una protección total contra una posible corriente de aire que empeore los síntomas.
• Picaduras: jugando en un jardín o nadando en el mar los niños corren el riesgo de sufrir distintos tipos de picaduras. Conozca cómo actuar según el animal que lo dañó:
Abejas: aplicar desodorante anti-transpirante, puesto que su componente principal, el clorhidrato de aluminio, es sumamente útil para contrarrestar los efectos de la toxina de la abeja. Si al rato perdura la hinchazón y la picazón, repetir la operación. También es útil colocar sobre la picadura un puñado de carne picada, lo cual alivia el dolor y el prurito. La carne debe depositarse durante quince minutos ; es importante no exceder ese lapso para evitar una irritación de la piel. Aparentemente, la carne contiene una enzima que calma los síntomas característicos del cuadro. Otra posibilidad es extraer el veneno presionando hacia afuera y estirando la piel, limpiar la herida con abundante agua fría y aplicar una mezcla de pan, leche y miel para evitar la inflamación y calmar el dolor. Avispas: Humedecer la zona hinchada con jugo de limón o vinagre. Hormigas: Disolver bicarbonato de sodio en agua y colocar con un algodón sobre el área. Mosquitos: Frotar el lugar con un diente de ajo o elaborar  una  pasta con un poco de agua y bicarbonato de sodio, colocarla sobre la picadura, esparcirla con una gasa, dejarla casi media hora, luego retirar y enjuagar.
En los niños menores de dos años, como no pueden usarse lociones repelentes de insectos porque podrían re-sultartóxicas, es recomendable colocar cremas hidratantes perfumadas que actúan como repelentes ya que el aroma aleja a los mosquitos.
Aguas vivas: raspar la zona con algún objeto tan fino -como el borde de una tarjeta de crédito-. Esto sirve para desprender cualquier resto de agua viva que pudo haber quedado prendido de la piel del niño. Para contrarrestar los síntomas de picazón y dolor, enjuagar con agua salada y finalizar el procedimiento lavando el área con vinagre o con bicarbonato de sodio y agua.
• Padrastros: cubrirlos con apositos adhesivos y cuando crezcan, cortarlos con una alicate o una tijera desinfectados con alcohol para evitar que se produzca una infección. Si se llegara a observar un enrojecimiento de la zona y/o supuración, será necesario sumergir el dedo en agua tibia cada ocho horas hasta que mejore la situación.
• Enfermedades eruptivas: en los cuadros de varicela o sarampión, los médicos solamente prescriben reposo pero para aliviar los síntomas es recomendable que los chicos vistan prendas livianas de algodón para que la piel permanezca ventilada.
• Quemaduras: limpiar la zona con agua fría, aplicar crema con aloe vera 0, directamente, el jugo de la planta, o la infalible pasta dentífrica que, al secar, forma una capa que interrumpe el proceso de formación de la llaga.
• Insolaciones: estando al sol es fundamental tomar los recaudos para evitar consecuencias indeseables como una insolación. Pero en caso de que ocurra, se pueden colocar paños fríos hasta sentir que desaparece el ardor o bien, cubrir la piel con rodajas de tomate o de papa.
• Irritación por plantas: dentro de los diez minutos de haberse tenido el contacto con la planta, lave la zona con agua y jabón, aplique durante un minuto un cubito de hielo envuelto en una bolsa de plástico y luego, alivie el malestar con bicarbonato de sodio y agua tibia. Otra opción es cubrir el área con un paño húmedo y ubicarse frente a un ventilador para mejorar el estado des-
pués de producir una vasoconstricción por el enfriamiento de la piel.
• Astillas: las pequeñas y delgadas que se encuentran en la superficie cutánea deben ser ignoradas, ya que el propio organismo se encargará de expulsarlas. Si el niño se clavara una astilla grande, es necesario sumergir la zona en agua tibia durante diez minutos para facilitar la extracción del cuerpo extraño. Con el extremo de una aguja muy fina, previamente desinfectada con alcohol, raspar con mucha delicadeza la zona donde se observa la astilla y aprovechar el momento en que se forme una pequeña abertura para extraer la astilla con una pinza de depilar.
• Ampollas en los pies: síntoma especialmente frecuente en niños deportistas. Una solución: utilice siempre medias de algodón y evite los materiales sintéticos que retienen humedad y favorecen el roce.
• Dolor en la planta de los pies: haga masajes circulares en las plantas de los pies con aceite de oliva.
Como puede advenirse, los remedios caseros infantiles son fáciles de preparar. Sus ingredientes se consiguen sin inconvenientes y otorgan la respuesta esperada, aquella que tranquiliza tanto a los padres como a los chicos, mientras se espera al doctor. •

Remedio casero para chicos

Filed under: Consejos para niños

Si usted es de esas madres que llama al médico frente a cualquier imprevisto hogareño aun cuando los síntomas no revistan gravedad; por ejemplo, apenas su hijo se golpea, tose o tiene una ampolla, no le proponemos desterrar las consultas con el pediatra o el especialista; la sugerencia es visitarlo cuando realmente sea importante y, mientras tanto, arreglárselas con el botiquín natural de primeros auxilios.
Los métodos caseros para chicos resultan efectivo a la hora paliar dolores ocasionales. Se trata de remedios sencillos y eficaces que proporcionan alivio y representan soluciones rápidas para calmar a los niños sin necesidad de usar los elementos del botiquín tradicional.
Sabiendo que es común y corriente que los chicos se lastimen o sufran de nanas menores, existe una enorme lista de recetas infalibles -la mayoría adaptada de tradicionales métodos curativos utilizados para los adultos- para tratar cuadros infantiles. Lo invitamos entonces a darnos una vuelta por la “Botica deja Abuela”, a ver qué encontramos para calmar a ese chico en problemas.
• Hemorragias nasales: para obstruir las fosas nasales y así detener el sangrado, introduzca en los orificios pedacitos de algodón, mientras aplica hielo (envuelto en una toalla) en la nuca. Déjelos durante diez minutos, que es el tiempo aproximado en el que se forma el coágulo que frena el derrame. El famoso consejo de estirar la cabeza hacia atrás no es acertado, ya que en vez de detener la hemorragia, se podría estar enviando el flujo de sangre hacia el estómago.
• Otitis: ocurren en los niños, sobre todo en vacaciones, por la constante entrada de agua de mar o de pileta en los oídos de los pequeños. Para calmar el dolor mientras se aguarda la visita al médico- echar dentro de la cavidad auditiva unas gotas de vaselina líquida a temperatura corporal, que se obtiene sosteniendo previamente el frasco entre las manos durante cinco minutos.
• Conjuntivitis: coloque un saquito usado de té sobre los párpados hinchados para desinflamarlos y luego, sin demora, consulte con el oftalmólogo.
• Gingivitis: para combatir la inflamación de las encías, son útiles los buches con jugo de limón puro o rebajado en agua. Actúa como desinfectante y tiene la propiedad de aliviar el dolor.
• Halitosis: una completa limpieza dental incluye pasar el cepillo de dientes por la lengua, toda la dentadura, inclusive las muelas de atrás, y la cara interna de las mejillas, los carrillos. Un buche con agua oxigenada -10 volúmenes- diluida a la mitad con agua, penetra en aquellas áreas donde no llega a hacerlo el cepillado diario y elimina las bacterias. Además, para evitar la acumulación de sarro dental, se puede impregnar el cepillo con bicarbonato de sodio y cepillar nonnalmente.
• Dolor de muelas: enjuagar la boca con agua tibia, es un buen calmante antes de recurrir al odontólogo.
• Mordeduras de lengua y carrillos: ostener en la herida un cubito de hielo o tomar un helado son eficaces maneras para eliminar el dolor.
• Labios agrietados: si su hijo suele morderse los labios, no entenderá fácilmente que debe abandonar esa costumbre a no ser que se vea obligado a hacerlo por alguna razón. Humedezca or