Comer con poca grasa

Elimina la grasa de los consomés:
Comer con pocas grasas no sólo te ayudará a perder peso: además, es más sano. Un buen truco en este sentido es desgrasar las sopas y consomés.
Es fácil: guarda el recipiente de la sopa en la nevera y deja que repose durante un par de horas. Pasado este tiempo, con una cuchara, quítale la parte sólida que se ha formado en la superficie. Ya está eliminada la grasa. Y el sabor es prácticamente el mismo.

Dieta y buen humor

LAS DIETAS, EN CLAVE DE HUMOR.
“Adelgazar en positivo” es el título de un autodenominado manual de primeros auxilios para dietas de adelgazamiento. Lo primero que nos enseña es que para conseguir adelgazar hay que quererlo y ninguna varita mágica hará lo que nosotros no hagamos. Luego, si lo conseguimos, el mérito será también sólo nuestro. Otra de las claves es marcarse objetivos realistas y fáciles de conseguir. Un libro para ayudarnos a perder peso sin perder la salud ni, lo más importante, la sonrisa.

Remedios naturales para bajar el colesterol

Cuide sus arterías y corazón.
Fórmula 100% natural elaborada para ayudar a:
Desintoxicar el organismo.
Reducir el colesterol.
Combatir el estreñimiento.
Prevenir las várices.
Proteger el hígado.
Mejorar la circulación .
Mejorar la digestión.
Combatir la arterioesclerosis.
Prevenir los infartos, el alzheimer.
Evitar la celulitis y regenerar las células.

Colesterol y arteriesclerosis

COLESTEROL Y ARTERIESCLEROSIS.
Cuando se produce el endurecimiento de las arterias coronarias, es decir, aquellas que proporcionan al corazón la sangre que necesita, ocurre lo que se conoce como arterieesclerosis. Las arterias de una persona sana son blandas y elásticas y pueden expandirse y contraerse eficazmente. Pero una vez que se endurecen, las paredes internas aumentan su grosor y se hacen más estrechas, obligando al corazón a trabajar forzadamente. Por lo general, el endurecimiento de las arterias se produce en dichas paredes por exceso de colesterol. El coleste-rol es un compuesto que el cuerpo necesita pero en cantidades razonables pues constituye una parte importante del tejido nervioso, también cumple otras funciones pero, cuando aumenta demasiado, se acumula en lugares donde no debe estar, constituyéndose en un fuerte impedimento para la adecuada circulación de la sangre. El colesterol se encuentra principalmente en las grasas animales y no en las vegetales.

Remedios para la salud

CUIDAN TU SALUD.
ADELGAZAR.
KLB6:
Ayuda a disolver las grasas, eliminar el exceso de líquido y mantener el tono muscular.
CROMO:
Mineral indispensable para que el azúcar se transforme en energía y no en grasa.

MULTIVITAMINICOS.
DAILY MULTIVITAMINS:
Complejo mullivitamínico que ayuda a cubrir las necesidades nutritivas diarias.
CALCIO, MAGNESIO Y ZINC:
Vitaminas que protegen contra la osteoporosis y trastornos del sistema nervioso, ayudan al crecimiento y en los deportes.

COLESTEROL.
SPIRULINA:
Alga con propiedades altamente nutritivas que ayudan a fortalecer el cuerpo y reducir el colesterol.
OAT BRAN:
Fibra de avena con propiedades reductoras del colesterol comprobados clínicamente.

ENERGETIZANTE.
B-COMPLEX:
Vitaminas del complejo B que ayudan a nutrir el sistema nervioso y combatir el stress.
CALCIO Y MAGNESIO:
Fortalece los huesos, mantiene el tono muscular y combate el cansancio.

GESTANTE.
FORMULA NATAL:
Contiene los nutrientes indispensables para las gestantes y lactantes.
VITAMINA C 1000 mg:
Ayuda a formar el colágeno, dar elasticidad a los tejidos y aumentar la inmunidad del organismo.

Perder grasa del abdomen

Un gran abdomen pone en peligro al corazón.
Es bien sabido que el ejercicio es bueno para el corazón, pero realmente sabe ¿porqué? Según algunas últimas investigaciones, el ejercicio reduce el riesgo de padecer dolencias cardiacas a través de efectos directos en el sistema cardiovascular pero con mayor eficacia si se logra una reducción de la grasa intra abdominal.
Por lo tanto, el propósito del ejercicio y la pérdida de peso debería ser reducir la grasa almacenada en el centro del abdomen para disminuir el potencial de dolencias cardiovasculares. Un estudio que se realizó a 137 hombres entre 30 y 71 años reveló que la grasa almacenada en el área visceral (intestinal) del abdomen estuvo directamente relacionada con factores de riesgo cardiovascular, mientras que la grasa almacenada en los brazos o piernas fue negativamente correlacionada con factores de riesgo de ataque cardíaco.
La grasa visceral fue determinada a través de una tomografía computarizada. Otras mediciones incluyeron altura, peso, proporción de muslos y caderas, de la piel de brazos, abdomen y piernas, densidad del cuerpo y el porcentaje de la grasa corporal. Los sujetos consideraron su propia actividad física, pero a su vez su riesgo de ataque cardíaco fue determinado a través de mediciones de presión sanguínea, colesterol total, alta y baja densidad de lipoproteínas y triglicéridos.

Dietas para el colesterol

LA SOLUCIÓN, FIBRA SOLUBLE.
Los dietólogos creían en otro tiempo que no había ningún alimento que pudiera reducir el colesterol de la sangre. Pero ahora se sabe que la fibra soluble es muy eficaz para luchar contra este mal. La fibra se enlaza al colesterol, arropándolo y, juntos, son eliminados del organismo. Quien no se sienta con fuerzas de iniciar la dieta, puede probar a bajar su colesterol tomando una ración diaria de cuatro de los alimentos de esta lista:
Albaricoques (2 crudos) Berenjena (1 taza) Brécol (2 crudos) Calabacines (3/4 taza) Ciruelas (5)
Col y nabos (1 taza, cocidos) Coliflor (3/4 taza cruda) Gachas de avena (3/4 taza, cocidas).
Garbanzos (112 taza, cocidos) Guisantes (112 taza, cocidos) Higos (2 medianos) Judías verdes (1 /4 taza, cocidos) Judías blancas o pintas (1/2 taza cocidas).
Lechuga (1 taza) Maíz (1 taza) Manzanas (2 medianas) Patatas (3/4 mediana cocida) Plátanos (1 112 medianos)  Salvado de avena (1/3 taza, seco). Salvado de trigo (3/4 taza).

Dieta para bajar colesterol y trigliceridos

UN MES A DIETA.
Todos estos consejos sirven como medida preventiva, pero si los niveles de colesterol ya se han disparado, no queda más remedio que hacer una cura como la que te indicamos en la página siguiente. Esta propuesta es rica en fibra, vitaminas y minerales y, por el contrario, muy pobre en grasas de origen animal. Debe repetirse durante cuatro semanas o hasta que se certifique mediante análisis médico que el colesterol ha bajado.

Dieta para bajar el colesterol

¡ OJO CON LA CANTIDAD !
Lo primero que hay que hacer para regular el colesterol es reducir el aporte de proteínas que recibe el cuerpo a la mitad. ¿Cómo?
Poniendo en práctica estos consejos:
1. Deja de tomar productos lácteos enteros. El organismo necesita el calcio de la leche y sus derivados, pero no su grasa. Por ello, conviene empezar a utilizarla desnatada. Esta recomendación se hace extensiva incluso para niños y adolescentes.
2. Utilizando la carne como guarnición y no la verdura o la pasta como guarnición de la carne. Piensa que el organismo no necesita más de 100 gr. de carne al día.
3. Sustituyendo la carne por pescado. Los médicos han demostrado que los ácidos grasos del pescado -sobre todo del pescado azul, ricos en ácidos grasos Omega 3- son muy beneficiosos para el cuerpo.
A diferencia de los de la carne, tienen la propiedad de elevar las tasas del colesterol bueno (HDL), compensando de esa forma el malo (LDL).
4. Sustituyendo la carne por huevos. Recientes descubrimientos han echado por tierra la teoría de que los huevos elevan el colesterol. El huevo es un alimento rico en proteínas de gran valor biológico y puede sustituir tranquilamente a un filete de ternera.

Alimentos para colesterol

DEMASIADAS PROTEÍNAS.
Este alimento de tipo proteico es una fuente incalculable de grasa para el organismo: primero por la cantidad de ácidos grasos que contiene ya en sí; y segundo, y más importante, porque cuando se toma en exceso, el cuerpo no es capaz de desprenderse de esas proteínas de más que ha recibido, por lo que las transforma en grasa y las acumula para sí. Este, y no tanto el número de fritos, es el verdadero motivo de padecer de colesterol alto, la gran cantidad de carne que se toma en la actualidad a lo largo de la semana.