Displasia cervical

Displasia cervical y cáncer.
Tanto el cáncer cervical como la displasia cervical se detectan mediante una citología. La displasia cervical es un «estado precanceroso» que significa que las células están cambiando y con el tiempo pueden volverse cancerosas si no se las trata. La displasia es más común entre los 30 y los 40 años de edad; el cáncer cervical aparece con mayor frecuencia alrededor de los 50. Ambos problemas causan pocos síntomas, y para cuando se empieza a sangrar pueden estar bastante avanzados. Pueden evitarse haciéndose citologías con regularidad.