Beneficios del body pump

En el gimnasio.
La sala de pesas de los gimnasios es el lugar favorito para hombres y mujeres que buscan destacar sus músculos. Dentro de ella se diferencian dos grupos de elementos o aparatos. Las llamadas máquinas, donde podemos encontrar la clásica dorsalera, maquina de pectorales, camilla de piernas y muchas otras más. Por otro lado, encontramos todas las barras, mancuernas y soportes como los espaldares que se llaman “pesos libres”.
¿Hay alguna diferencia entre trabajar una máquina o con pesos libres a la hora de trabajar la fuerza?
Aunque este es un tema todavía en discusión, ya que las máquinas cada vez se construyen con mejor ingeniería, los especialistas recomiendan trabajar con “pesos libres” ya que las máquinas están diseñadas para un hombre “estándar”, es decir, de cierto peso, altura, envergadura, etc. y no se adapta a cada individuo. El mantenimiento de poleas y balances de las máquinas también es cuestionado ya que puede modificar los movimientos correctos a la hora de hacer un ejercicio. Esta es otra causa por la cual el trabajo con barra suma mérito sobre los demás.
En resumen: en las páginas que siguen encontrará una rutina muy valiosa y simple que -ya sea en su casa con una barra o simplemente comenzando con el viejo bastón de madera, o incluso en el gimnasio con lo último en fitness con el “Body Pump”-podrá transformarse en una excelente opción con resultados garantizados -y esto no es simplemente un “slogan”-para ponerse en forma.
Body Pump: Paquete completo:
Muchos gimnasios ofrecen este sistema de entrenamiento con un programa de clases semanales dictadas por instructores especializados. En nuestro país ya son más de 70 los gimnasios que lo dictan. El alumno participa con una barra de peso ajustable desde 2kg hasta 17kg, en 10 rutinas musculares llamadas “tracks”. El nombre con el cual se lo conoce es el de Body Pump. Fue diseñado para recuperar a los alumnos que por demasiada complejidad o por falta de resultados en sus cuerpos han desaparecido de los salones de gimnasia. Este es un programa de origen neozelandés avalado por el Colegio Americano de Medicina del Deporte, en los Estados Unidos.

Ejercicios con barras

Barra en mano.
Es claro: una nueva opción de gimnasia acompaña a las tradicionales clases de aeróbica, gimnasia localizada, stretching entre otras y es la Gimnasia con barra. Este sistema surgió para todas aquellas personas que no les gusta entrenarse en las salas de pesas y las que no quieren complicarse con coreografías aeróbicas, pero quieren mantener sus músculos bien marcados con rutinas simples y efectivas.
Si de aprovechar el tiempo se trata esta es la actividad más novedosa y divertida. La clase se organiza con una rutina de ejercicios fáciles y bien localizados, lodos realizados con la barra, la cual se puede utilizar sola (en principiantes) y a medida que su nivel de entrenamiento mejora se le puede agregar pesas (en forma de discos) en sus costados. Los pesos que se manejan no son muy altos ya que el objetivo de la clase es fortalecer los músculos, pero al mismo tiempo y debido a que las cargas no son muy altas se transforma en una actividad aeró-bica. Con ello usted se asegura de mantener entrenado su sistema cardiorespiratorio y su porcentaje de grasa corporal en un nivel ideal. En palabras simples: usted también puede elegir este tipo de gimnasia si quiere disminuir o mantener su peso.
Si no dispone del tiempo suficiente en un gimnasio le proponemos esta corta rutina como ejemplo de las muchas posibilidades de trabajar con una barra. Recuerde que es aconsejable una consulta con su medico o entrenador si usted hace tiempo que no realiza actividad física.
Barra + Discos = cuerpo nuevo.
La diferencia de esta clase de gimnasia con otras se encuentra en que esta permite la variación de cargas o pesos en forma progresiva mediante la suma de discos a la barra. Así, usted puede comenzar la clase sólo con la barra y a medida que se siente en condiciones agregar discos para aumentar el peso. La barra sola pesa 3kg. Los discos van de I kg, 2 y 112 kg, y 5kg cada uno. Esta característica respeta el principio de entrenamiento de “Aumento progresivo de las cargas”, el cual dice que el organismo después de realizar un mismo ejercicio durante un período de tiempo sin variarlo o modificarlo, primero se adapta y luego se estanca, permanece en una meseta y no mejora. Aumentando el peso en la barra en forma progresiva con los discos, no dejamos que los músculos se estanquen, pudiendo apreciar cómo se van desarrollando mes a mes. También respetando este principio se evitan lesiones en el sistema articular, ligamentos y tendones.

Gimnasia en barra

Gym en barra.
Un novedoso complemento de gimnasia permite trabajar todos los grupos musculares de una manera sencilla y eficaz. ¡Ah!, y sin ir al gimnasio
Desde los comienzos de la gimnasia el bastón de madera, pintada en algunos casos, fue uno de los elementos predilectos de profesores e instructores para ayudar a ejercitar el cuerpo. Como todo en este mundo, este simple elemento sufrió modificaciones para ser cada vez más funcional; y fue así como cambió su aspecto a una barra de metal a la cual se le podían agregar discos para aumentar su peso. En todo gimnasio esta barra era necesaria para obtener un cuerpo al mejor estilo de héroe de película norteamericana. Hoy sigue su evolución: de hecho ha dejado de ser patrimonio exclusivo de la sala de pesas de los gimnasios para transformarse en uno de los elementos de entrenamiento más prácticos, simples y eficaces para tener debajo de la cama, en nuestra casa.
Secretos de la barra:
Respetar la postura corporal adecuada para cada ejercicio.
El aumento de carga (peso) debe ser en forma progresiva, Todos los grupos musculares deben ser entrados en calor antes de trabajar con sobrecarga.
Se debe controlar que el material se encuentre en perfectas condiciones de higiene y seguridad (verificar los topes que ajustan los discos).
De ser necesario se recomienda el uso de guantes especiales para trabajo con pesas (se pueden conseguir en cualquier casa de artículos deportivos). Asegúrese de tomar la barra en forma correcta y simétrica.

Ejercicio de espalda

Fortalece tu espalda.
Un 80% de la población ha padecido lumbalgia alguna vez. En esta zona el dolor es más habitual por varios motivos: soporta mucho peso y presenta más movilidad. Contrariamente a lo que se cree, el reposo en lugar de aliviar el dolor lo agudiza, en cambio algunos ejercicios pueden ayudar.
Ejercicios:
1. EXTENSIÓN:
Este ejercicio debería realizarse varias veces cada día, excepto en los casos en que produce dolor. Ponte de pie con los pies alineados con los hombros. Coloca las manos sobre las caderas e inspira profundamente. Espira despacio inclinándote hacia atrás, de forma que la zona lumbar se arquee, sujetando la espalda con las manos. Repite 10 veces.
2. ESTIRA LAS LUMBARES:
Túmbate, cógete las piernas y aprieta las rodillas hacia el pecho. Respira profundamente y manten esta posición durante siete segundos. Suelta las piernas y baja lentamente hasta apoyar los pies en el suelo con las rodillas flexionadas. Durante todo el ejercicio la espalda debe estar bien apoyada contra el suelo.
3. LA POSICIÓN DEL GATO:
De rodillas con las manos en el suelo, coloca la cabeza en línea con la espalda. Arquea la espalda y mantente en esa posición cinco segundos. Poco a poco, vuelve a la posición inicial y entonces curva la espalda hacia arriba. Curva hacia abajo y hacia arriba alternativamente: empieza con suavidad y ve aumentando la amplitud del movimiento. Repite diez veces.