Ablación del endometrio

Ablación del  endometrio.
Propósito.
Normalmente, para contrarrestar los períodos abundantes. El resultado que se prefiere es que quede poco o nada de endometrio.
Este procedimiento tiene muchas críticas, y entre sus desventajas se encuentra la de un alto índice de fallos. Con frecuencia sigue habiendo períodos, sobre todo cuando la paciente tiene adenomiosis. En cambio, en algunos casos, cuando han fracasado todos los demás tratamientos, este procedimiento ofrece una posible alternativa a la histereetomía convencional.
Anestesia.
General, en el hospital.
Procedimiento.
Una ablación endometrial es la destrucción del revestimiento del útero (endometrio), ya sea mediante láser o por cauterización. Para llevar a cabo la intervención, se introduce un histeroscopio (descrito antes) por la vagina y el eérvix hasta el interior del útero.
Tiempo.
Normalmente, entre media hora y tres cuartos de hora.

Danazol efectos secundarios

Posibles efectos secundarios.
El danazol es otro progestógeno que puede causar pronunciados efectos de hormonas masculinas, como crecimiento del vello de tipo masculino, voz más grave, aumento de peso, acné y cambios como pechos más pequeños y un clítoris más grande. Estos cambios son reversibles cuando se deja de tomar el fármaco, excepto la voz grave, en algunos casos.
Tras el uso del danazol también se ha notificado la incidencia de apoplejías o tromboembolias (coágulos de sangre) con peligro para la vida, así como un aumento de la presión intracraneal; además, su uso prolongado puede producir una seria toxicidad, incluidas la ictericia y la hepatitis. En algunas mujeres es causa también de severos cambios de humor y síntomas similares al sindrome pre mesntrual. Y hay personas que lo toman sin ningún problema.
Qué tomar con ello:
Los efectos secundarios del Danazol son difíciles de controlar, sobre todo a las dosis altas que se requieren para el tratamiento de la endometriosis. Sin embargo, a veces, probar los suplementos que se sugieren para la pildora anticonceptiva marca la diferencia entre poder tomar normalmente el medicamento con comodidad y tener ganas de morder a los desconocidos por la calle: parece ser que ayuda bastante tomar entre 50 y 100 miligramos de vitamina B6 y entre 400 y 800 miligramos al día de magnesio.

Danazol

Danazol (danocrina).
El danazol, un medicamento bastante fuerte, debe recetarse con mucho cuidado después de estudiar con detenimiento las ventajas y los riesgos que ofrece para cada persona. En el caso de la endometriosis, sé receta en dosis altas (entre 200 y 800 miligramos al día) para interrumpir la ovulación, suprimir el período y hacer que el endometrio (tanto dentro del útero como fuera del mismo) se encoja. Las pequeñas pérdidas pueden ser un problema, y por lo general se controlan modificando la dosis.
En el lado positivo, el danazol alivia el dolor menstrual y otros dolores pélvicos y causa la atrofia de los implantes de endometriosis. Al parecer, tiene efectos beneficiosos sobre las anomalías inmunitarias. es superior a otros progestógenos para mejorar la fertilidad y no ejerce ningún efecto adverso sobre la densidad ósea.
El danazol a veces se usa cuando el sangrado anómalo no responde a otros tratamientos, pero por lo general sólo se prescribe cuando se ha descartado la cirugía o cuando en un hospital público hay una larga lista de espera para hacerse una histerecto-mía. (Como alternativa, podrías encadenarte al ministro de Sanidad que tengas más cerca hasta que consigas entrar en el hospital.) La dosis de danazol varía entre 200 y 400 miligramos al día. También se ha utilizado para tratar la sensibilidad mamaria y los cambios en las mamas quísticas. así como para aliviar el alc-targamiento, la ansiedad y los ataques de hambre asociados con el sindrome pre menstrual. Para estos problemas, se emplean dosis diarias de unos 200 miligramos, lo cual causa menos efectos secundarios y no suele interrumpir el período.

La pildora anticonceptiva

Los investigadores que estudian la pildora anticonceptiva y la endometriosis no han logrado llegar a ninguna conclusión en firme. Algunos estudios dan cuenta de un aumento del riesgo, otros de una reducción del mismo, e incluso los hay que no indican cambios. Una gran ayuda, ¿verdad? En otro estudio efectuado en más de 17.000 mujeres, la incidencia de la endometriosis fue menor en las que estaban tomando la pildora en ese momento, y mayor en las que la habían tomado anteriormente, en comparación con mujeres que no la habían tomado nunca.
He aquí cómo puede influir la pildora anticonceptiva en el riesgo de sufrir endometriosis: el estrógeno adicional podría incrementar el riesgo (aunque la cantidad de estrógeno que contiene la pildora ha ido disminuyendo constantemente a lo largo de los últimos treinta años); la progesterona adicional podría reducir el riesgo; y los períodos más ügeros que se experimentan cuando se está tomando la pildora podrían reducir parte del flujo retrógrado.
• Lee la parte donde se habla del hígado y haz caso de las ideas que se ofrecen para tener un hígado más sano.
• Por último, cerciórate de contar con el respaldo de un buen profesional. La endometriosis es demasiado complicada para enfrentarse a ella a solas.

Mejor hora para hacer ejercicio

Hacer ejercicio suele ser útil, sobre todo el que se realiza a primera hora de la mañana. Si se hace ejercicio riguroso durante el período se tiene un mayor riesgo de sufrir endometriosis, tal vez porque contribuye al flujo retrógrado. El ejercicio regular puede suponer una disminución del riesgo de endometriosis porque probablemente reduce el ritmo de producción de estrógeno. Oe modo que no te lances a la carrera durante la menstruación (y nada de colgarse boca abajo de las barras), pero, a buen seguro, el ejercicio regular no hace ningún daño y es posible que ayude de verdad.

Problemas de ovulación

Problemas de ovulación

Problemas con la ovulación.
En la endometriosis, la ovulación puede retrasarse, o puede ser que el óvulo no se desarrolle normalmente en la fase folicular. También se puede desarrollar el síndrome de folículo luteinizado sin romper, en el cual el folículo se desarrolla pero el óvulo no es «expulsado» del ovario. Esto se relaciona a menudo con niveles de progesterona inferiores a los normales. Todos estos problemas se asocian con la infertilidad debida a una disfunción en la ovulación o a un aborto espontáneo temprano.
El Chamaeliñum luteum (falso unicornio) se conoce por ser una hierba que regula la función ovárica durante la tase folicular. Se emplea para los quistes ováricos y para la infertilidad. También resulta de utilidad el Vitex agnus casi as (agnocasto) para la infertilidad debida a la falta de ovulación y para los problemas de la fase luteínica. Es una hierba difícil de emplear y. al igual que las otras que se mencionan, nunca se debe tomar por iniciativa propia, porque es capaz de sobreestimular los folículos del ovario. Se podría terminar teniendo todos los huevos en una sola cesta, por así decirlo.
Otras hierbas conocidas por aumentar la fertilidad, aunque se desconoce exactamente la razón, son la Aletris farinosa (aletris) y la Angélica sinensis (angélica china).
La vitamina E es muy eficaz para frenar la formación de adherencias. Se puede tomar en dosis de 500 a 1.000 Unidades Internacionales al día para evitar la formación de adherencias, aunque las dosis de este nivel requieren supervisión. Si estás a punto de sufrir una intervención o acabas de someterte a una, olvídate durante un tiempo de las altas dosis de vitamina E (más de 500 ÜI), ya que existe la ligera posibilidad de que propicien una hemorragia no prevista.

Tratamiento endometriosis

Irregularidades del sistema inmunitario.
La Caléndula officinalis (caléndula) es una hierba eficaz para normalizar el sistema inmunitario. Frena los espasmos musculares, reduce la hemorragia menstrual y disminuye la inflamación. Resulta útil cuando existe dolor sordo y congestivo con un sangrado abundante, y también en todos los casos de desórdenes menstruales acompañados de una alteración de la función inmunitaria. (Todos estos factores son comunes en la endometriosis.)

Infertilidad en la mujer

Infertilidad.
Algunas personas que continúan siendo infértiles tras los tratamientos médicos prueban con la terapia natural como último recurso. Todos los problemas de infertidad vinculada con la endometriosis deben tratarse a fin de proporcionar el entorno más estable para que tenga lugar la concepción. Entre ellos se encuentran el desequilibrio de las prostaglandinas, el síndrome de folículo luteinizado sin romper, el fallo en el desarrollo de un folículo ovárico, una ovulación infrecuente, una disfunción del sistema inmunitario y las adherencias. Además, probablemente en algún momento tendrás que mantener relaciones sexuales…
Los aceites de pescado, el aceite de flor estrella y el aceite de primavera alteran los niveles de prostaglandinas y leucotrinas, y pueden ser capaces de aumentar la fertilidad. El aceite de primavera (entre 2 y 4 gramos al día) y/o los aceites de pescado (también entre 2 y 4 gramos al día) pueden tomarse como suplementos.

La endometriosis

El síndrome premenstrual.
La endometriosis y el síndrome premenstrual a menudo van juntos.
Cambios de humor:
Muchas personas que tienen endometriosis sufren episodios de depresión e irritabilidad. Entre los síntomas comunes se encuentran sentirse abrumada, e irritable; tener ganas de llorar; considerarse incapaz de nada y pensar que todo es demasiado para una; sentir un cansancio inexplicable c irritabilidad, y estar todo el tiempo «a la que salta».
Tal vez la ayuda de un profesional sea el mejor modo de hacer frente a esa «depresión reactiva», Puede que los herbolarios recomienden también tomar Hypencum per-foratum (hipérico), vitaminas del complejo B y hierbas sedantes comunes como Avena sativa (avena), Scutellariu laterifolia (escutelaria) y Passiflora incarriata (pasionaria).
Dolor:
El énfasis se pone menos en los analgésicos y más en las causas subyacentes del dolor. Todas las hierbas y otros remedios tratan la causa del dolor: desequilibrio de las prostaglandinas, espasmos del músculo uterino y reacciones inflamatorias. Los aceites de pescado son los que más efecto tienen sobre el dolor menstrual debido a un desequilibrio de prostaglandinas y leucotrinas. En algunos casos de endometriosis, una gran parte del dolor procede del intestino (retomaremos la cuestión más adelante).

Las prostaglandinas

Regular las prostaglandinas.
Los ácidos grasos esenciales que se encuentran en el aceite de pescado son los que tienen mayor incidencia sobre el dolor menstrual y el flujo retrógrado ocasionados por un desequilibrio de las prostaglandinas o las leucotrinas.
Las hierbas Tanacetum parthénium (matricaria) y Zingiber qfficincUe (jengibre) también tienen un efecto inhibidor de las prostaglandinas y pueden aliviar el dolor menstrual. La matricaria es una hierba Fría, el jengibre es (¡aliente, y dado que el dolor menstrual suele empeorar con el frío, la matricaria se combina con jengibre frecuentemente.