Test de Papanicolau

Cada año con independencia de tus preferencias sexuales, a no ser que tu médico te aconseje hacértela con más frecuencia.
Por qué:
La citología o test de Papanicolau (que recibe el nombre del médico que lo inventó) se usa para buscar cambios en las células del cérvix, que puedan avanzar hasta convertirse en cáncer si no se tratan.
Qué:
¿Te acuerdas del speculum utilizado para la exploración de la pelvis? Pues después de éste, el médico inserta una espátula delgada y diminuta de madera o de plástico para rascar con suavidad unas células de la superficie del cérvix. Dichas células se colocan sobre una placa de cristal, se rocían con laca para el pelo (bueno, se parece a la laca para el pelo pero ellos dicen que es un fijador) y se envían a un laboratorio patológico para que las examinen. (£>e está investigando un método nuevo de obtener las células.) Si procedimiento debe ser indoloro, pero puede resultar un tanto incómodo.
Las células cervicales se examinan al microscopio en el laboratorio y se califican según su tipo y en función de los cambios que hayan experimentado. Las citologías pueden ser inexactas. Cuando se descubren modificaciones en las células, se suele sugerir una colposcopia. La colposcopia es un procedimiento en el que el médico examina visualmente la vagina con un telescopio especial para ver el cérvix.