Vitaminas y suplementos

A menudo se añade rutina y hesperidina a los suplementos de vitamina C, y se encuentran en los cítricos, el pimiento y las hojas de té de trigo sarraceno. Los bioflavonoides se encuentran en muchas clases de bayas, frutas, semillas y cortezas de color rojo o morado, como Vaccínium myrtillus (arándano).
Los bioflavonoides más potentes de todos, los picno-genoles presentes en el extracto de semillas de uva, se pueden encontrar en pastillas, como suplemento.

Funciones de las vitaminas

Funciones de las vitaminas
¿ Quién las necesita?
La Asociación Médica Americana justifica tomar suplementos vitamínicos en los siguientes casos: en personas que siguen un régimen vegetaría no estricto y no consumen lácteos; los que se encuentran bajo un régimen hipocalórico para adelgazar; las embarazadas y las mujeres lactantes, los ancianos que suelen comer con poco apetito.
Además, estos suplementos pueden ser de utilidad para quienes se recuperan de una gripe y han tomado antibióticos, los que practican deportes regularmente, los niños y los jóvenes (por encontrarse en período de crecimiento) y los que están sometidos a una vida estresante.