La hormona progesterona

La progesterona.
La hormona progesterona (no los progestógenos) llevan un tiempo utilizándose para los síntomas del sindrome pre menstrual. La progesterona no puede tomarse en forma de pastillas porque se descompone muy rápidamente en el hígado, de manera que hay que administrarla en forma de óvulo vaginal, crema, inyección o un implante de absorción lenta que se introduce bajo la piel.
La progesterona tiene muchos defensores entusiastas como tratamiento del sindrome pre menstrual y de la sensibilidad mamaria, aun cuando los ensayos controlados no han conseguido demostrar que tenga más efecto que un placebo. Es más eficaz cuando el ciclo mens-trual se ha visto alterado, posiblemente porque los niveles de progesterona que proporciona el fármaco bastan para detener la ovulación.

Cremas de batata silvestre

Se ha descubierto que las cremas de batata silvestre son efectivas a la hora de mejorar los sofocos y reducir las molestias del SPM. Pero esto no se debe a que creen más progesterona; resulta mucho más probable que la dioscina se comporte como un débil estrógeno vegetal.
Tradicionalmente, los herbolarios han utilizado siempre la batata silvestre como un preparado oral para el cólico de bilis, la colitis, el dolor menstrual, la diverticulitis y la apendicitis. Se viene usando para las náuseas del embarazo en dosis pequeñas pero controladas bajo la estricta supervisión de un especialista en hierbas medicinales. La batata silvestre también tiene un efecto regularizador de las hormonas, igual que todas las hierbas que contienen dioscina.
Entonces, ¿por qué se vende específicamente en forma de crema? (Si quieres beneficiarte de los efectos de la dioscina, debes saber que se absorbe fácilmente en pastillas o en extractos de hierbas por vía oral.)
Demos una sola razón: la comercialización de esta crema es un gran negocio, y la crema es más cara que una
«pastilla.

Insuficiencia de progesterona

Aún más confusión surge cuando la gente equipara los efectos de las cremas que contienen batata silvestre con los de la progesterona fabricada por el organismo. En el caso de la batata silvestre, algunos suponen que la saponina esteroide que se encuentra en la batata, la dioscina, será transformada por el cuerpo en progesterona, pero no es así.
Cuando el organismo produce progesterona, comienza con el colesterol. En el momento en que nuestro cuerpo se encuentra fabricando hormonas en lo más profundo de las células, le importa un comino lo que nosotras nos apliquemos sobre la piel. De hecho, como la auténtica materia prima de la progesterona es el colesterol, tiene el mismo sentido (es decir, ninguno) frotarse con mantequilla en vez de hacerlo con batata silvestre.
La dioscina, procedente de las batatas y de otras plantas, se emplea desde hace muchos años como materia prima para la producción comercial de una serie de fármacos esteroides, entre ellos la cortisona y la progesterona. Pero para que la dioscina se convierta en progesterona, se lleva a cabo una serie de etapas químicas cuidadosamente controladas en laboratorio o una fábrica,  y ese mismo proceso no puede tener lugar dentro de organismo cuando las sustancias que contienen dioscina, como la batata silvestre, se aplican sobre la piel o se tragan.
Un estudio realizado sobre las cremas con batata silvestre demostró que no producían ningún aumento súbito de los niveles de progesterona. Acerca de esta clase de cremas se están haciendo actualmente afirmaciones de todo tipo, pero hasta ahora no se ha llevado a cabo ningún estudio independiente ni interesado que apoye ninguna de ellas. La conclusión final es que existe una única «progesterona natural»: la que se fabrica en el interior de nuestro cuerpo.

Terapias naturales contra la Insuficiencia de progesterona

Un herbolario es posible que recete Vitex agnus castus (agnocasto), o bien otras hierbas que contienen saponinas esteroides y que parecen normalizar la ovulación. El tratamiento de síntomas como los cambios de humor se explica en el apartado dedicado al síndrome premenstrual del capítulo «Guando las cosas van mal».

Las cremas que contienen batata silvestre
Muchos terapeutas naturistas han empezado a recetar un producto con batata silvestre o ñame, el cual, según ellos, será transformado por nuestro organismo en progesterona natural. Bien, no es así. Nosotras recomendamos que te mantengas bien apartada de las cremas de batata silvestre y cosas parecidas hasta que se realicen más investigaciones sobre sus efectos. Y la razón es la siguiente:
La molécula de progesterona es una singular sustancia que nuestro organismo produce a partir del colesterol. De forma poco servicial, algunos fabricantes y médicos se refieren a la progesterona que fabrica el cuerpo y a las cremas de batata silvestre como «progesterona natural». Y no son la misma cosa.
Es lindo como suena progesterona natural» que se encuentra disponible en el mercado en forma de pastillas y cremas elaboradas a partir de plantas, porque parece menos fuerte que el término «progestógenos», el fármaco químico que se vende bajo marcas diversas como Provera, Primulut N y Micronor y que puede tener efectos secundarios.
La confusión surge de la sugerencia de que las cremas elaboradas con hierbas medicinales «contienen progesterona natural» o «contienen progesterona de origen vegetal». ¡Cuidado!, pues hay quien afirma que las plantas como la batata silvestre y el muérdago contienen progesterona, pero no hay pruebas científicas que confirmen que exista en las plantas «progesterona de origen natural» en niveles que resulten efectivos en el cuerpo humano.

Insuficiencia de progesterona consejos medicos

Muchos médicos no perciben como problema los nivele de progesterona a menos que se haya interrumpido la ovulación y ello cause hemorragias o infertilidad. Con frecuencia los médicos prescriben fármacos de progestógenos como Provera, Primulut N y Micronor para la hemorragia uterina disfuncional (HUD) debido a la ausencia de la ovulación y a un bajo nivel de progesterona. Los supositorios vaginales de progesterona pueden recetarse para mujeres que han sufrido varios abortos espontáneos, aunque esto es discutible dado que algunos abortos son un modo natural de hacer frente a un embarazo que no está desarrollándose con normalidad. Hay más información sobre los progestógenos en el apartado «Fármacos» del capítulo «El enfoque médico».

Insuficiencia de progesterona Diagnósticos

Diagnóstico
La deficiencia de progesterona puede diagnosticarse de diversas maneras:
• Se puede llevar un diario de síntomas del período (puedes fotocopiar el recuadro que hay en el apartado «Un período normal») a lo largo de uno o más meses para establecer el tipo, la severidad y el momento de aparición de los síntomas.
• Los síntomas relacionados con una deficiencia de progesterona o con la falta de disponibilidad de la misma aparecen sólo durante la fase luteínica del ciclo, y son entre otros tensión, irritabilidad, ansiedad u otros cambios de humor.
• La temperatura basal del cuerpo (se toma con el termómetro en la boca) se puede utilizar para determinar la disponibilidad de progesterona en la fase luteínica. La temperatura se toma por la mañana, antes de iniciar cualquier actividad (incluido charlar o revolcarse en la cama; puedes simplemente alcanzar el termómetro con gesto lánguido). Un termómetro normal, de los de toda la vida, es el que ofrece la lectura más fiable. El leve pero detectable aumento de la temperatura durante la fase luteínica, que indica la presencia de progesterona, es fiable tres veces de cada cuatro.
• Se puede medir la duración de la fase luteínica para averiguar si se produce progesterona durante el tiempo suficiente. Se necesita saber la fecha exacta de la ovulación, y si de la ovulación al período pasan menos de once días es probable que existan problemas en la fase luteínica. La ovulación puede detectarse empleando el método de la temperatura basal, un análisis de sangre o de orina a mitad del ciclo para buscar el aumento de hormona luteinizante (LH), o una ecografía para ver el folículo en desarrollo. Este último método es el más fiable para detectar la fecha de la ovulación; el menos efectivo es el de restar catorce días al día Uno del período.
• Los niveles de progesterona en sangre suelen analizarse entre siete y nueve días después de la ovulación. Pero los análisis de sangre para determinar los niveles de progesterona pueden arrojar resultados que fluctúen ampliamente y que oscilen entre normales y muy bajos en un plazo de tiempo corto.
• Si se tienen problemas para concebir y no se sabe por qué, el médico puede sugerir una biopsia del endometrio para evaluar el desarrollo del mismo, normalmente en el curso de una his-teroscopia (se explica en el apartado dedicado a la cirugía del capítulo «El enfoque médico»). Los defectos de la fase luteínica se asocian con una lenta maduración del endometrio, pero algunos médicos no creen que dichos defectos tengan que ver con la infertilidad.

Insuficiencia de progesterona sus posibles causas

Posibles causas
Falta de ovulación. La ovulación falla y el organismo no produce progesterona en la segunda mitad del ciclo, la fase luteínica. Este es un estado normal y pasajero después de haber dado a luz, tras un aborto espontáneo, una interrupción del embarazo, después de dejar de tomar la pildora y durante la lactancia. También se ve en pautas de sangrado disfuncionales, tras un episodio de estrés y alrededor de la menopausia y de la primera menstruación.
Defectos de la fase luteínica. Tras la ovulación, el saco que queda del óvulo, denominado corpus luteum, se supone que segrega progesterona durante la fase luteínica del ciclo, la cual termina con la menstruación.
Se cree que un defecto en la fase luteínica contribuye a la aparición de algunos casos de tensión premenstrual, mamas fibro-quísticas e infertilidad. Entre los tipos de defectos de la fase luteínica se encuentran los siguientes:
Insuficiencia del corpus luteum. Por razones desconocidas, puede ocurrir que el corpus luteum no produzca suficiente progesterona, o que no la produzca durante el tiempo suficiente.
• Síndrome de folículo luteinizado sin romper. Se cree que este problema es causa de infertilidad, y que puede afectar en particular a mujeres que sufren endometriosis. El folículo se desarrolla, pero el óvulo no se expulsa, y aunque se fabrica progesterona, a menudo los niveles son inferiores a los normales.
• Funcionamiento anormal del hipotálamo y de la pituitaria. En ocasiones el órgano o tejido al que la unidad formada por el hipotálamo y la pituitaria ha dado una orden no responde. Esta respuesta fallida puede tener lugar en el folículo en desarrollo, en el endometrio o en otros tejidos sensibles a la progesterona, incluidas las mamas. Puede dar lugar a un nivel bajo o nulo de progesterona y ocasionar un retraso en el desarrollo del endometrio o dolor en las mamas antes del período. Parece ser que cuando los niveles de progesterona son bajos aumenta la prolactina, y esta hormona puede estar implicada en la respuesta anormal del tejido a la progesterona.
La infertilidad, el síndrome premenstrual y la enfermedad benigna de las mamas se cree que están asociadas a esta clase de problema de la progesterona.

Insuficiencia de progesterona

Los cambios en los niveles de progesterona parecen ser los causantes de diversos problemas ginecológicos comunes, pero resulta verdaderamente difícil descubrir por qué y cómo. Con mucho, el problema más común es tener poco antes que mucho. La progesterona la fabrica el corpus luteum, es decir, lo que queda del saco del óvulo una vez que éste ha sido liberado en la ovulación. Así que la primera sospecha evidente es que si una no tiene suficiente progesterona, probablemente no ha estado a la altura de la velocidad que se exige en el departamento de envío de óvulos.

Síntomas
Entre los problemas relacionados con esto se encuentra el SPM, pautas de sangrado disfuncionales, mamas con bultos o dolorosas y algunos tipos de infertilidad.