La boca grande

La boca grande
Muchas veces no son los labios los que solamente son gruesos, sino que es la forma de la boca la que resulta grande. Al hablar es difícil disimularlo, pero de todas formas con la adecuada corrección puede simularse bastante bien: delimitaremos la forma de los labios con el lápiz delineador, dibujando las comisuras unos dos o tres milimetros “dentro” de las auténticas y dejando el espacio entre la falsa y la real; sin maquillar, solamente con el maquillaje de fondo. A continuación maquillaremos los labios de la forma usual. Este tipo de boca no puede ser maquillada con tonos claros o vivos, ya que entonces se realzaría demasiado, siendo lo más correcto usar tonos intermedios.