Resultado Test de dieta

Filed under: La obesidad,Test dieta

Puntaje:

Sume las respuestas A, luego las respuestas B y finalmente las C. Compare los totales con las siguientes pautas:
Mayoría de letras A:
Usted amiga, es una adicta a la comida. Por alguna condición de su cuerpo, los alimentos despiertan en usted un anhelo irresistible de más y más y no logra parar. Por alguna razón de su estructura mental usted ha dejado de usar la comida como Dios manda, no para mantener a su organismo, sino para calmar con ella la menor incomodidad emocional y para huir de la realidad y de la vida. Su sinceridad la faculta para emprender un programa completo de recuperación. ¿No es verdad que ya se dio cuenta de que su sed de afecto no se calmará con mil toneladas de alimentos? No siga huyendo, no se exponga a periodos de recaída, tensiones y abandono de la lucha para lograr el peso ideal. No busque excusas. Sólo por hoy, no tenga miedo. Olvídese del ayer y del mañana. Gane este combate y no coma en exceso sólo por hoy.
Mayoría de letras B:
Muy buena su estrategia para dominar a la obesa que lleva adentro, que le hace daño y que la lastima. Con un poco más de esfuerzo podrá sentirse hermosa, sana y feliz. Trate de huir de esta tendencia de buscar solución mágica para su problema de peso. Lo ideal es que consigne por escrito todas sus vivencias negativas y sus deseos de mejorar. Sálvese de dos desgracias que pueden perjudicar su intento: la prisa y la indesición. Propóngase no dirigir a nadie más que a sí misma. No se asuste de lo que piensan los que la rodean. Comience de una vez a ser sobria y, lo que es más importante, a ser usted misma.
Mayoría de Letras C:
¿Que tal gordita encubierta?¿Cómo resulta eso de vivir una vida ficticia? Si no se sincera de una vez y reconoce cuánto pesa, jamás logrará mejorar su autoestima y nunca podrá dar amor y comprensión a los demás, porque no se puede dar lo que no se tiene para sí. Si sigue así, con esa vergüenza para consigo misma, no llegará a ninguna parte. ¿Se casaría con usted misma? Reconozca que ha caído muy hondo en la negación y que está necesitando buscar ayuda.

Test de dieta

Filed under: La obesidad,Test dieta

¡Responda honradamente al siguiente test! Adjudiqúese una letra A si su respuesta es generalmente, una B si su respuesta es a veces o una C si su respuesta es nunca.
1 Cuando está sentada en la mesa de un restaurante, ¿Se pierde parte de la charla de su interlocutor por pensar en el menú que va a elegir o venir?
2 ¿Le duele compartir sus ga-lletitas o la vianda que lleva a su lugar de trabajo?
3 ¿En las tiestas prefiere comer a bailar o conversar?
4 ¿Se siente culpable cuando se extralimita en las comidas?
5 ¿Se pregunta adonde fue a parar la comida, porque no recuerda haberla terminado?
6 ¿Pica una que otra cosita mientras prepara la comida o mientras espera a los invitados?
7 ¿Preferiría que nadie esté observándola cuando está degustando un plato especial?
8 ¿Para usted, una salida sin comida no es un entretenimiento completo?
9 ¿Para mantenerse mentalmente despierta o para calmar el aburrimiento o el cansancio, no encuentra nada mejor que comer?
10 ¿Si su pareja demora en llegar, usted corta una rebanada pe-queñita del postre que le resérvense sirve una porción extra en la cocina antes de llevar la comida o los postres a la mesa?
11 ¿Esconde golosinas detrás de alg ún paquete que no I lama la atención entre sus ropas del dormitorio o en algún escondite?
12 ¿Le parecen pequeñas las porciones que sirven algunos de sus familiares o alguna amiga?
13 ¿Lo que usted come es lo correcto para el grupo de gente que frecuenta?
14 ¿Ingiere alimentos que engordan pero no se siente gorda, sino rellenita?
15 ¿Come sin ganas por no defraudar a una anf ilriona que continuamente le llena el plato?
16 ¿Se siente obligada a agasajar a los suyos y sus invitados con platos abundantes y usted tiene que probar todo?
17 ¿Fracasa en las dietas que emprende?
18 ¿Le da vergüenza que alguien la descubra ingiriendo golosinas?
19 ¿Se siente más dinámica después de ingerir un dulce y los necesita constantemente?
20 ¿Experimenta una sensación de modorra a las dos o tres horas después de comer?
21 ¿Compra golosinas para sus compañeros de trabajo o sus allegados?
22 ¿Comete errores en su trabajo porque está pendiente de lo que va a comer y del tiempo que
falta para ese momento?
23 ¿Si no fuera porque la publicidad por televisión le recuerda a cada rato la comida, usted no hubiera engordado y no tendría necesidad de adelgazar?
24 ¿Cuando sus allegados empiezan a hablar sobre su alimentación balanceada, le cuesta hablar sobre su peso en forma sincera y franca?
25 ¿Las fiestas de cumpleaños, de Navidad se prolonga para usted hasta que se terminan todas las cosas deliciosas que compró para la ocasión?
26 ¿Se ve obligada a tener la casa llena de papitas fritas, chocolates y gaseosas azucaradas porque «lo necesitan» sus hijos adolescentes?
27 ¿Casi toda la gente que frecuenta la ve mucho más gorda de lo que usted cree estar?
28 ¿Para usted siempre es buena la ocasión para brindar con un cóctel o, por lo menos, con una gaseosa ?
29 ¿Piensa que comer es su único vicio y que por lo menos con ese vicio no le hace daño a los demás como ocurre con los fumadores o los drogadictos?
30 ¿Vive obsesionada en compararse con algún familiar directo que padece diabetes, hipertensión o problemas cardíacos?
31 ¿Cree que es mejor estar gordita pero contenta y no delgada e histérica?
32 ¿Por lo general se pone a pensar que no sería gorda si sólo midiera unos centímetros más de
33 ¿Le apena tirar las sobras pensando en tanto pobre que anda por ah í y se engulle todo por
lástima?
34 ¿Cuando sale de vacaciones le resulta imposible e ilógico seguir un régimen de adelgazamiento estricto?
35 ¿Se saltea el almuerzo, por ejemplo, y después devora cuanto encuentra o no resiste la tentación de una comida deliciosa por la noche?
36 ¿Cree que su problema de apetito se solucionaría si pudiera organizarse, aunque usted en general es obsesivamente organizada?
37 ¿Prefiere ir a la casa de fulana porque tiene una mano de oro para preparar las comidas?
38 ¿Si su compañero no fuera tan delgado, usted prepararía platos light. pero pobrecito. él necesita comida consistente?
39 ¿Se consuela pensando que un día de éstos se pone a dieta estricta y baja de peso en dos o tres semanas?
40 ¿Siempre sale mucho más maciza y opulenta en las fotografías, como si se la hicieran adrede?
41 ¿Sin un bocado antes de acostarse le resulta imposible conciliar el sueño?
42 ¿Supone que si su pareja tuera más cariñosa usted no tendría que refugiarse en la comida?
43 ¿Le tranquiliza una suculenta ración de torta o una preparación deliciosa muy parecida a la que era la especialidad de su mamá?
44 ¿Sabe al dedillo dónde sirven las mejores pastas y los helados más sabrosos?
45 ¿Se resiente con sus compañeras cuando le hablan de una dieta?
46 ¿Mastica continuamente cuando mira una película o un video de suspenso?
47 ¿Sospecha que la comida la embota o le quita poder de atención y claridad mental?
48 ¿Se las ingenia para volver con una pizza o una torta cuando sale a comprar una medicina ?
49 ¿Agradece bastante a los mozos en las fiestas para que en su mesa no le falte nada?
50 ¿Piensa que su exceso de peso se debe a un problema glandular?

Como hacer una buena dieta

Filed under: La obesidad

Pero si tiene la duda de que no ha tomado el camino correcto, un camino de salud y dignidad, de amor a sí misma, si quiere asegurarse de que no se está amparando en un mecanismo psicológico que se llama negación para bloquear su verdad, ¡atrévase a seguir leyendo esta nota! Si intuye que necesita ayudarse y cambiar su actitud mental con respecto a la comida. Si tiene a un ser querido que se preocupa por usted. Si presiente que tiene que crecer pero le asusta la idea. Si está resentida, enojada con todo el mundo y nota que está perdiendo el tiempo auto-destruyéndose. Si presiente que ha llegado la hora de ser honesta y sincera consigo mismo. Si se tiene lástima a sí misma por problemas que no sabe si son verdaderos o imaginarios. Si la envidia la hace sufrir por el éxito que tienen las personas que mantienen su peso. Si permite que otros se burlen de su cuerpo porque no le atribuyen el menor valor. Si pretende ser tratada con respeto y escapar de una rutina burlona que está destruyendo su autoestima y piensa que va a venirle bien revisar todo lo que hizo en la vida e iniciar un nuevo plan de supervivencia.

Como hacer una dieta

Filed under: La obesidad

Se siente menos gorda de lo que muestran las fotografías o comentarios de sus amigos, pero aún así no puede ni pensar en hacer una dieta. Si es una gordita irrecuperable resígnese. Sino, haga este test y úselo para salvarse.
Suicidarse no es tan fácil como parece; requiere cierta dosis de masoquismo y de romanticismo también. ¿Con qué fantasea comiendo como una lombriz solitaria? ¿No es cierto que es maravilloso contemplar abobada los platos deliciosos detrás de un exhibidor? Bien dice la gente que de algo hay que morir y que es mejor morirse bien comido. Pero usted no es un buen gourmet que pasa sus últimas horas entre confituras y saladitos, entre chocolate y salsa golf.
¿No es cierto que recuerda a muchos individuos de los más delgados que hace mucho tiempo dijeron ¡Adiós mundo cruel! Esa gente de comilones anónimos que trató de convencerla de que se olvidara de la comida, no era más que un grupo de amargados. Hace muy bien en no escucharlos. Vea mas dietas en estética.

La ausencia total de ejercicio

Filed under: Gimnasia,La obesidad

Efectos sobre el período
No hacer ejercicio en absoluto no es bueno en ningún aspecto. El ejercicio puede reducir o solucionar el dolor menstrual, mejorar los síntomas del SPM e incluso disminuir el flujo.
El ejercicio regular también rebaja la incidencia de otros problemas ginecológicos, y puede reducir el riesgo de endometriosis porque probablemente ralentiza la producción de estrógenos. La incidencia de la endometriosis aumenta en las mujeres de vida sedentaria y entre las jóvenes que dejan de hacer ejercicio antes que las demás. El dolor de mamas premenstrual y la enfermedad de mamas fibroquísticas también son menos probables si se hace ejercicio moderado de manera regular.

Cuidados para la obesidad

Filed under: La obesidad

Algunos médicos prescriben pastillas para la dieta, pero la mayoría de ellos empiezan a ser conscientes de que éstos tienen peligrosos efectos secundarios, entre ellos las lesiones en el hígado, la dependencia de los fármacos y los fuertes cambios de humor. Los médicos suelen recomendar un ajuste a largo plazo de los hábitos alimentarios y un programa de ejercicios. Las dietas rápidas son notoriamente ineficaces, y existen pruebas de que favorecen el aumento de peso adicional debido a los cambios que introducen en el metabolismo.
Los terapeutas naturistas también se centran en los cambios en la alimentación a largo plazo y en el ejercicio. Las hierbas medicinales no constituyen por sí mismas un método para adelgazar, a pesar de lo que afirmen algunos, y no deben recetarse como tal.
No hagas dietas rápidas.
Ten cuidado con los métodos «rápidos» que se anuncian en la publicidad, como los llamados «tés adelgazantes» y los «sustitutos de comidas». No existe ninguna poción mágica.
Un especialista en nutrición puede ayudarte a establecer un plan de alimentación a largo plazo y un programa de ejercicios. Tu médico puede recomendarte uno de tu entorno.
Si existe algún problema psicológico subyacente que te gustaría abordar, solicita ayuda profesional.

La obesidad

Filed under: General,La obesidad

Esto no tiene nada que ver con «sentirse demasiado gorda». Y además es una categoría distinta del sobrepeso.
La «obesidad» es una definición médica que como se diagnostica mejor, seguramente, es aplicando el índice de Masa Corporal (IMG). Te lo recordamos: hay que dividir el peso en kilogramos por la altura en metros al cuadrado.
Por ejemplo, si pesas 92 kilos y mides 1,70 metros, has de dividir el peso (92) por la altura al cuadrado (1,70 por 1,70 da 2,89). El resultado del cálculo es 31,83.
Si se redondea hasta el número entero más próximo, tu IMC es 32, y eso te sitúa en la categoría de los obesos. (Como norma general, un IMC inferior a 20 supone estar falto de peso; entre 20 y  25 es normal; entre 26 y 30 significa sobrepeso; y por encima de 30 se trata de obesidad.)
Recuerda que el IMG no es el Evangelio, y que no tiene en cuenta la constitución de cada persona.
Además, el IMG no sirve de nada hasta que se alcanza la estatura definitiva, normalmente después de cumplir los 20 años.
En una adolescente no significa nada.
Efectos sobre el período
La obesidad puede dar lugar a reglas más abundantes y alterar el ciclo menstrual de modo imprevisible. También aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama y de endometrio, porque se produce una mayor cantidad de estrógeno en las células grasas y dichos tipos de cáncer están relacionados con niveles elevados de estrógenos.
Por lo general, la obesidad supone también un nivel bajo de las globulinas que se unen a las hormonas sexuales en la sangre, y eso puede hacer que las hormonas andrógenos se liberen y causen síntomas como el exceso de vello.