Relajacion de los dedos de los pies

Filed under: Masajes en los pies

Relajación de los dedos:
• Cómo se hace:
a. Entrelazar los dedos de la mano con los del pie.
b. Realizar movimientos circulares del tobillo.
• Beneficio: relaja los dedos y sus articulaciones, además de la rigidez de los tobillos.

Masajes en la planta del pie

Filed under: Masajes en los pies

Planta del pie:
• Cómo se hace: Con una mano, sostener el pie y, con el puño de la otra, empujar los nudillos contra la planta.
• Beneficio: relaja y activa la circulación.

Luzca unos pies perfectos

Filed under: Masajes en los pies

Que habitualmente se encuentren ocultos no significa que deba olvidarse de ellos. En tiempo de sandalias, playa o pileta, luzca unos pies perfectos.
Diga la verdad: ¿hace cuánto que no piensa en ellos? Protegidos, pero también escondido.s en el calzado de invierno los pies son los eternos olvidados del cuerpo. Sin embargo, les exigimos y sobreexigimos andar y sostenernos todo el año sin un “mimo” o al menos un cuidado mínimo e indispon-sable. Si, como dice la conocida frase “lospies duelen en la cara”, por oposición, unos pies sanos y bellos demostrarán un cuidado integral de su salud y bienestar. Y eso se verá en su cara.
El pie humano es una obra maestra biológica, es fuerte, flexible y su diseño funcional le permite hacer bien su trabajo y sin molestias, siempre y cuando se le cuide y no se dé por descontado que va a funcionar siempre bien.
El pie puede compararse con un automóvil de carreras delicadamente ajustado o con un transbordador espacial. Al igual que estos vehículos es muy complejo: a pesar de su tamaño relativamente pequeño, contiene 26 huesos (la cuarta parte de todos los huesos del cuerpo), 33 articulaciones y más de 100 tendones, músculos y ligamentos, además de vasos sanguíneos y los nervios.
Los componentes de nuestros pies trabajan de manera conjunta, absorbiendo las presiones enormes desarrolladas por la vida cotidiana. El caminar de un día promedio, por ejemplo, ejerce sobre ellos una fuerza equivalente a cientos de toneladas. Este simple hecho permite comprender por qué los pies son más propensos a las lesiones que cualquier otra parte del cuerpo y sus dolores cons-tiruyen uno de los problemas más frecuentes de nuestra salud.
Para que los pies se conviertan también en una de las partes del cuerpo de la cual se pueda estar orgulloso es necesario conocer algunos secretos para conservar su salud y su belleza, y así, lucirlos como se merecen.
Prevención: el primer paso.
Aunque algunas de las causas pueden ser hereditarias, muchas alteraciones de los pies provienen de abusos y negligencias cometidos con ellos.

Masajeador de madera

BENEFICIOS MAS ALLA DE LA COLUMNA.
El masajeador de madera también es muy recomendado para realizar un masaje general de todo el cuerpo, incluso del rostro. Los especialistas aseguran que posee sorprendentes efectos estimuladores de la circulación periférica y linfática. Por otra parte, el efecto mecánico de las ruedas de madera sobre la musculatura superficial produce una tonifi-cación casi inmediata, acompañada de una sensación de relax altamente beneficiosa para favorecer la distensión muscular. Cuando se realiza con estos propósitos, el masaje puede durar quince minutos, y se efectuará dos o tres veces por día, si se siente la necesidad del mismo. Un modelo de masajeador -que posee cuatro ruedas- está particularmente recomendado para estimular la zona del abdomen, mientras que el clásico, de dos ruedas, se indica para superficies más reducidas, como el cuello, la frente, los pies, las manos y las mejillas. El manejo de este modelo llamado “martillo” también permite sumar los a mencionados principios de la quiropraxia, los efectos de otra disciplina oriental: la reflexología. Se sabe que ésta se basa en la estimulación remota de los órganos, a través de masajes en diferentes puntos de las manos o los pies. Por ejemplo, para la reflexología, las yemas de los dedos corresponden a la cabeza. Por esta razón, un paciente masaje de dos minutos sobre las yemas y las bases de los dedos con el masajeador de madera es un muy útil calmante de todo tipo de dolores de cabeza.

Como dar masajes en los pies

Filed under: Masajes en los pies

Automasaje en los pies.
Los pies son una de las zonas de nuestro cuerpo a la que dedicamos menos cuidados. Sin embargo, en la planta de los pies existen cientos de terminaciones nerviosas, por lo que un buen masaje consigue una sensación de bienestar en todo el cuerpo.
1. Presiona las dedos del pie izquierdo contra el suelo mientras levantas los dedos del pie derecho, manteniendo el pie plano. Mantenlos así tres segundos y luego repite el mismo ejercicio con el otro pie.
2. Con los talones bien apoyados en el suelo, sube y baja el resto del pie 20 veces. Repite con el otro pie. Concéntrate en el ejercicio, ya que al masajear el pie producimos un estímulo que afecta a todo el organismo.
3. Coloca una pelota debajo del empeine del pie derecho y mueve el pie hacia delante y hacia atrás durante un minuto. Repite con el otro pie.
4. Arrasta los pies lentamente, primero uno y luego otro, avanzando con los dedos cada vez el equivalente a la longitud del pie. Luego, haz lo mismo hacia atrás.