Consejos de salud para la mujer

Salud para la mujer de mediana edad:
• Una autoexploración de mamas al mes. La mayoría de los médicos recomiendan también una mamografía cada año para las mujeres que hayan cumplido los 50.
• Una exploración ginecológica interna al año, que incluya una citología.
• Ejercicios con peso durante un mínimo de 30 minutos al menos cada 2 días.
• Ingesta de calcio: 1.500 miligramos al día.
• Ingesta de magnesio: 800 miligramos al día.
• Manten tu peso corporal en un nivel situado entre medio y alto del peso ideal, para proteger tus huesos.
Tomate la tensión arterial una vez al año, o más a menudo si esta alta.
Pide cita para una densitometría si en tu familia existe un importante historia, de osteoporosis o si tienes muchos factor” de nesgo. Repítela a los dos años.
Analiza tu eolestero. alrededor de los 55 años. Repite el análisis cuando te lo indique tu médico si en tu familia hay antecedentes de enfermedades cardíacas.

Tratamiento hormonal sustitutivo

Razones para evitar la THS.
Éstas son las contraindicaciones:
• Embarazo conocido o sospechado.
• Cáncer de mama conocido o sospechado.
• Cáncer dependiente de los estrógenos conocido o sospechado.
• Sangrado vaginal anormal, sin diagnosticar.
• Tromboflebitis activa (inflamación de una vena con formación de coágulos), o enfermedades asociadas con anomalías en la coagulación de la sangre, incluido un infarto reciente o una apoplejía.
• Una enfermedad del hígado, del riñon o del páncreas, y diabetes. (Puedes sufrir un empeoramiento de estas enfermedades o efectos secundarios adicionales de la THS.)

Efectos de la menopausia

Los huesos.
Los estrógenos, incluida la pildora anticonceptiva, tienen un efecto positivo sobre la densidad ósea, y la administración de THS a largo plazo puede servir para prevenir o tratar la osteo-porosis. Guando se administra la THS a mujeres posmenopáu-sicas relativamente jóvenes (entre 50 y 75 años de edad) durante diez a veinte años, el índice de fracturas se reduce casi a la mitad. Piensa en la THS si corres un riesgo sustancial de fractura de huesos, pero ten en cuenta que cuando dejes de tomarla perderás todo efecto positivo al cabo de pocos años. Debido a la preocupación que produce el uso de la TUS a largo plazo, tal vez lo mejor de todo sea aumentar la ingesta de calcio y hacer más ejercicio.

Efectos secundarios de la menopausia

Posibles efectos secundarios.
• Un tratamiento con estrógeno y progesterona combinados puede producir síntomas del estilo del sindrome pre menstrual, tales como sensibilidad mamaria, dolor o hinchazón. Una puede sentirse tentada de dejar de tomar progesterona por culpa de dichos síntomas, pero no hay que olvidar que ingerir estrógeno solo está asociado con un aumento del riesgo de sufrir cáncer de endometrio.
• En casos raros puede elevarse la presión arterial después de empezar la THS, por lo cual se debe visitar de nuevo al médico que la prescribió unas cuantas semanas después de comenzai el tratamiento.
• El estrógeno, ya sea en exceso o en defecto (dependiendo de la susceptibilidad de cada cual), puede causar espasmos de los vasos sanguíneos que den lugar a migrañas. Algunas mujeres que reciben la THS sufren migrañas, pero otras, en cambio, experimentan un alivio total de las mismas. La progestcrona puede estar implicada también en ello, y probablemente merezca la pena pensar en modificar la dosis y el tipo de THS. Los problemas derivados del estrógeno, tales como los fribro-mas y la endometriosis, pueden verse agravados por la THS, por eso algunas personas tienen que dejarla. Si estás tomando la TUS y empiezas a sufrir sangrados entre-períodos, después de tener relaciones sexuales o cuando no lo esperas normalmente, acude de inmediato al médico. Será necesario realizar una histeroscopia y una biopsia del endometrio para descartar un cáncer endometrial.

Migrañas premenstruales

Migrañas.
Las migrañas premenstruales pueden empeorar al acercarse la menopausia con frecuencia se cree que los dolores de cabeza se deben a fluctuaciones del azúcar en sangre y a la rápida disminución de los estrógenos justo antes del período. La caída en picado de los estrógenos puede provocar un espasmo de los vasos sanguíneos, lo cual es la causa del dolor de cabeza.

Cambios de humor en la mujer

Para los cambios de humor de todo tipo, viene bien introducir sencillos cambios en el estilo de vida, como hacer ejercicio, las técnicas de control del estrés, el yoga y la meditación. A veces la depresión, la ansiedad o los problemas de autoestima requieren la ayuda psicológica de un profesional.
Las vitaminas del grupo H. en particular la vitamina B6, o cualquiera de los otros remedios utilizados para el sindrome pre menstrual, son eficaces para los cambios de humor.

Remedios naturales para la menopausia

• El Hypericum perforatum (hipérico), una hierba que ha sido comparada con los antidepresivos tricíclicos en cuanto a sus efectos, cuenta con un largo historial de uso para problemas de la menopausia asociados con la ansiedad o la depresión. Los herbolarios se refieren a esta planta como sedante, específica para el control de los problemas de la menopausia. Una vez más, cerciórate de averiguar la causa del problema y no te lances a tomar un antidepresivo, ni siquiera de herbolario.
• Las mujeres que sufren cansancio suelen creer que sus síntomas seguramente se deben a la menopausia. En realidad, puede que se deban a cualquiera de las causas habituales de fatiga, como la hipoglucemia, la deficiencia de hierro, el agotamiento adrenal, el exceso de ejercicio y la depresión. Las mujeres que se encuentran bien, pero cansadas todo el tiempo, reaccionan a una mezcla de las hierbas apropiadas para el sistema nervioso, adaptógenos y vitaminas del complejo B, junto con los apropiados cambios en la alimentación y un incremento del ejercicio. El Éleuthrococcus (ginseng siberiano) en dosis de entre 500 miligramos y 1 gramo al día, combinado con una pastilla de vitaminas del complejo B dos veces al día. suele resultar eficaz.

Cambios en la menopausia

Creyendo que ésta alivia los cambios de humor asociados con la menopausia. Sin embargo, no parece ser mejor que un placebo a la hora de ejercer algún efecto sobre el estado de ánimo. Sí que alivia los sofocos y los síntomas vaginales, y eso puede animarla a una.
Rara vez se necesita tomar fármacos antidepresivos o sedantes, sobre todo porque hay muchas personas que se han vuelto dependientes de ellos y no atacan la raíz del problema. También puede ser que los médicos recomienden la ayuda de un psicólogo.

Cambios de humor en la menstruacion

Cambios de humor.
Aproximadamente 1 de cada 10 mujeres experimenta depresión, ansiedad o sentimientos negativos alrededor de la menopausia, pero existe cierta polémica sobre la razón por la que esto sucede. Algunos investigadores han demostrado que estos síntomas están relacionados con los cambios hormonales, otros han descubierto que son más comunes cuando las mujeres tienen Problemas previos como depresión, dificultad para enfrentarte a las cosas en general o el sindrome pre menstrual. Podríamos llamarlas la teoría de no quiero pasar la menopausia y la teoría hormonal.
Según la teoría de «no quiero pasar la menopausia», las mujeres que tienen una actitud negativa hacia la menopausia o liacia el hecho de envejecer tienen muchas más probabilidades de sufrir problemas. Esta teoría sostiene que todos los cambios de humor se deben a la actitud, no a las hormonas.
La teoría hormonal, por su parte, reconoce que el estrés causado por los cambios de humor puede disminuir los niveles de estrógeno y agravar los síntomas de la menopausia, lo cual provoca más estrés. En un estudio llevado a cabo, las mujeres me-nopáusicas que estaban recuperándose de una depresión mostraron niveles más altos de estrógenos a medida que fueron mejorando. La falta de sueño debida a los sofocos se cree que constituye otra causa de depresión. Guando aumentan los niveles de estrógeno, la pauta de sueño vuelve a la normalidad.
El tratamiento de los cambios de humor varía, ya que las causas suelen ser diversas. Una puede estar deprimida antes del período debido a las hormonas, o antes del período debido a que el director del banco no deja de gritarle. Cuando la causa es el sindrome pre menstrual, los síntomas aparecen antes del período.
Sea cual sea el tratamiento escogido vitaminas, hierbas medicinales, fármacos o ayuda psicológica, es mucho mejor dar con la causa de la depresión o de los cambios de humor en lugar de recetar algo para levantar el ánimo de forma temporal.

Remedios naturales para la menopausia

Las hierbas medicinales que contienen estrógenos de plantas llevan usándose durante siglos para controlar los sofocos y otros síntomas relacionados con los estrógenos. Todos los estrógenos de plantas son muchas veces más dé-biles que los sintéticos fabricados en el laboratorio o los que produce el cuerpo. Pero una mujer menopáusica produce muy poco estrógeno, así que los estrógenos de las plantas se vuelven más dominantes y pueden ofrecernos algún beneficio.
De particular interés para los herbolarios es la Ci-micifuga racemosa (cimicífuga), reconocida desde hace mucho y utilizada en Europa, la América indígena y China para los síntomas de la menopausia. Ha sido objeto de varias pruebas abiertas y «doble ciego» en Alemania, país en el que muchos médicos la prescriben de manera rutinaria para los síntomas menopáusicos. Los resultados son muy buenos, sobre todo para los sofocos y la sequedad vaginal.
Los remedios naturales se recetan después de tener en cuenta todos los factores que podrían contribuir a los síntomas nienopáusieos, incluido el estilo de vida y cuestiones medicas. La necesidad de diferenciar entre las situaciones que provocan los sofocos hace tiempo que está aceptada en la medicina de herbolario. Conlleva que el tratamiento sea más complejo, pero aumenta notablemente la posibilidad de aliviar el síntoma y también la causa.