Aliviar dolor menstrual

Termine de una vez con el dolor menstrual.
Para muchas mujeres, la menstruación es sinónimo de dolor. A través de una técnica de relajación diseñada por especialistas en meditación se puede poner punto final a este trastorno.
Si bien no se trata de una constante que se repite en todos los casos, la llegada del período menstrual suele estar acompañada por molestias de diversa índole. Muchas de ellas se relacionan con lo psicológico-emocional, mientras que otras, más concretas, se manifiestan como agudos e incapacitantes dolores. Las molestias menstruales abarcan la zona ovárica y pueden ir acompañadas de dolor de espalda y cefaleas. Durante varios días se convive con este cuadro que aparece mes a mes y se combate con analgésicos que a la larga provocan problemas digestivos. Los siguientes ejercicios reconocen su origen en las posiciones del yoga, que han sido modificadas para generar alivio muscular de manera casi instantánea, permitiendo que la mujer pueda realizar todas sus actividades sin verse afectada por el dolor. Precisamente, el presente programa de ejercicios ha sido diseñado para ponerse en práctica durante los momentos de máximo dolor, y así poder aliviar la tensión de la zona afectada, y no requiere de un horario o lugar preestablecido de realización.

Ataques de asma

ATAQUES DE ASMA Y MENSTRUACIÓN.
El estrógeno también es fundamental para el correcto funcionamiento de los pulmones.
Las mujeres controlan sus períodos por muchas razones, una de las cuales es la de evitar sorpresas como el embarazo. Pero he aquí una sorpresa que las asmáticas desconocen: ataques de asma relacionados con sus ciclos menstruales. Las mujeres constituyen alrededor del 60 por ciento de los asmáticos adultos, pero un número desproporcionado de ellas sufren ataques graves y conforman el 75 por ciento de los hospitalizados por este mal. A raíz de que estudios previos eludieron la conexión estrógeno-asma, los científicos se preguntan si las fluctuaciones diarias o mensuales de esta hormona pueden ser un factor determinante.
Los investigadores que trabajan en un departamento de emergencias, donde aparecen a menudo las mujeres con ataques graves de asma, dividieron un ciclo menstrual de 28 días en cuatro intervalos semanales, basados en las fluctuaciones típicas en los niveles de estrógeno, y tomaron nota del estado de cada paciente al arribar. Descubrieron un patrón dramático: casi la mitad de las 182 mujeres se encontraban en los 3 días precedentes o en el primero a cuarto día de la hemorragia. Según el doctor Emil M. Skobeloff, autor del estudio “lo que vimos es la respuesta pulmonar al repliegue del estrógeno. Este parece beneficiar a los pulmones de las asmáticas de dos maneras: calma la exagerada reacción destructiva del sistema inmunológico con respecto a los detonantes, y hace menos espasmódicos a los pulmones.”

Problemas con los periodos menstruales cortos

Muchas de las hierbas comunes que se emplean para tratar las hemorragias anómalas son también hierbas nutritivas ricas en nutrientes productores de sangre y anti-hemorrágieos como el hierro, las vitaminas A, C y K y el ácido fólico. Algunos ejemplos importantes de éstas son el Rubus idaeus (hojas de frambueso) y el Petroselinwn crispum (perejil).
El Chamaelirium luteum (falso unicornio), la Aletris farinosa (aletris) y la Angélica sinensis (angélica china), además del frambueso, son tónicos generales para la mujer y ayudan a regular todos los aspectos del ciclo menstrual.
La anemia está asociada con la calidad de la sangre y es un problema común que afecta a las mujeres que tienen la menstruación.

Problemas en la sangre

El diagnóstico de un terapeuta naturista de mala calidad de la sangre (también conocida como «deficiencia sanguínea» en la medicina tradicional china y «anémica» o «desnutrida» como dicen los naturópatas) no es lo mismo que la anemia médica, sino un síndrome más complejo que se caracteriza por:
• Agotamiento y falta de vitalidad.
• Debilidad inusual alrededor de la fecha del período, y sobre todo después del mismo.
• Una mayor tendencia a contraer infecciones alrededor de la fecha del período, sobre todo candidas e infecciones virales recurrentes como el herpes.
• Dolores de cabeza a menudo durante la regla o después del período.
• Mareos.
• Palidez de la cara y de la lengua.
• Sequedad de la piel y el cabello.
• Irregularidades en el período, sobre todo no tenerlos o que sean infrecuentes, ocasionalmente alguna hemorragia abundante.
El propósito del tratamiento consiste en mejorar la calidad y la actividad de la sangre en conjunto.
El hierro, aunque constituye un lemento muy importante, no lo es todo.
• La calidad de la sangre se corrige con la alimentación, hierbas nutritivas y suplementos.
• Los niveles generales de energía mejoran con las hierbas tónicas femeninas.
• En casos de períodos infrecuentes o ausentes, se usan hierbas que regulen las hormonas.
• La asimilación de nutrientes se ayuda de plantas y alimentos digestivos y que producen calor.
• La circulación se mejora con estimulantes circulatorios y hierbas que producen calor.

Problemas en la sangre y en el preriodo mesntrual

El problema contrario, «plétora», indicaba un exceso de sangre, y se caracterizaba por los excesos cometidos en general y el abuso del alcohol en particular, irritabilidad, dolores de cabeza y rostro enrojecido. Era un problema típico de la generación de más edad, normalmente de hombres gruñones y gotosos, y se creía que antecedía a la apoplejía.
El diagnóstico tanto de la clorosis eomo de la plétora se abandonó cuando en la época moderna se hizo posible analizar la anemia. Técnicamente, tener anemia significa que existe falta de hierro en los glóbulos rojos de la sangre o un número insuficiente de estos últimos. Las causas comunes son la falta de hierro en la dieta o la pérdida excesiva de sangre. Este término se usa con frecuencia (de forma incorrecta) en la lengua común para describir una serie de síntomas, entre ellos el cansancio, la incapacidad para concentrarse, la palidez, los mareos o la actitud apática ante la vida.

Terapia naturales para el periodo menstrual corto

Terapia naturales:
• La causa subyacente debe ser identificada y tratada si es posible, por ejemplo, ganando peso.
• Se puede emplear ciertas hierbas para normalizar los niveles hormonales e inducir la ovulación. Son las siguientes: Vitex agnus cüstus (agnoeasto) y las hierbas que contienen saponinas esteroides como el Chamucli-riurn luteum (falso unicornio) y laÁletrisfarinosa (ale-tris). Otras hierbas de utilidad son la Angélica sinctisis (angélica china) y la Puconia lactiflora (peonía china).

Periodos menstruales cortos

Los médicos a menudo no se molestan en tratar los períodos ligeros a menos que una quiera quedarse embarazada y los períodos poco abundantes se deban a que no hay oxidación. Algunos médicos identifican la causa subya-cente y sugieren un tratamiento. Otros sugieren que se tome la pildora si sospechan que el nivel de estrógeno es demasiado bajo para proteger los huesos.
Normalmente se utiliza un fármaco para la fertilidad con el fin de inducir la ovulación, a menudo uno que se llama Clomid. (De los efectos secundarios debes hablar con tu médico.)

Amenorrea pospildora

Amenorrea pospildora.
Alrededor del 80 por ciento de las mujeres tiene un período en los tres meses siguientes después de dejar de tomar hi pildora, Pero aproximadamente el 1 por ciento sufre ausencia de períodos a largo plazo. Algunas de estas mujeres tienen problemas anteriores, como el síndrome de ovario poliquístico, que pasaron inadvertidos mientras la pildora les producía períodos «regulares».

Causas de la interrupción de los períodos

Causas Comunes de la interrupción de los períodos (amenorrea secundaria).
Problemas en el hipotálamo.
Normalmente el hipotálamo segrega hormona liberadora de go-nadotropina (GnRH) a impulsos, pero hay varios problemas que pueden interferir, como los siguientes:
Estrés:
El estrés, incluidos los viajes, puede interrumpir los períodos. Los niveles de estrógeno se encuentran en el nivel inferior y con frecuencia no se produce la ovulación.
Pérdida de peso:
Los períodos pueden interrumpirse si la cantidad de grasa corporal disminuye por debajo del 25 por ciento. Las causas comunes son tener un peso por debajo de lo normal, o sufrir anorexia nerviosa o alguna enfermedad grave.
Exceso de ejercicio:
La GnRII se ve perjudicada por el ejercicio prolongado y riguroso, y eso puede interrumpir los períodos.
Enfermedad severa crónica:
Un fallo renal o hepático crónico, y otras enfermedades graves o prolongadas pueden interrumpir los períodos debido al efecto que tienen sobre el hipotálamo.
Fármacos:
Algunos fármacos con receta médica pueden interferir con las hormonas.

Amenorrea secundaria

Interrupción de los períodos (amenorrea secundaria)
• Tus períodos se interrumpen durante seis meses o más en los años comprendidos entre la primera menstruación y la menopausia.
• Dejas de tener más de tres períodos consecutivos y tu ciclo habitual dura más de 28 días.