Sintomas endometriosis

Síntomas.
ha adenomiosis y (específicamente) la endometriosis son enfermedades de lo más variadas (pero puedes llamarlas desórdenes, si quieres), con síntomas que varían entre un dolor intenso de verdad y casi constante, sensaciones de tensión en la pelvis, dolor intenso en las relaciones sexuales con penetración, sangrado anormal, una sorprendente tensión premenstrual c infertilidad; de todo, hasta incluso no mostrar un solo síntoma visible.
Los síntomas que sugieren la existencia de una endometriosis, empezando por los más sospechosos, son:
• dolor menstrual muy intenso;
• dificultad para quedarse embarazada;
• dolor en las relaciones sexuales, en especial durante la penetración;
• dolor que empeora hacia el final de la regla;
• dolor antes del período y en el momento de la ovulación;
• dolor pélvico a un lado;
• madre o hermana que hayan sufrido endometriosis.
Si tienes todos estos síntomas, probablemente te ha tocado el premio gordo de la endometriosis. Tener la primera menstruación a edad temprana, los períodos largos (más de siete días) y los períodos abundantes están asociados con un riesgo mayor de sufrir endometriosis. (Los ciclos largos e irregulares están asociados con un riesgo menor.) Si después de describir al médico todos estos síntomas y los factores que se relacionan con ellos y él te dice «No es más que un ligero resfriado» o «No es nada de lo que tengas que preocuparte, bonita», procura salir disparada de la consulta en menos de dos segundos. Algunas de nosotras podemos tardar años en obtener un diagnóstico. Si sospechas que tienes endometriosis, cerciórate de que te envíen a un especialista; en este caso, como mínimo un ginecólogo.

La endometriosis

La ENDOMETRIOSIS: puede aparecer en los ovarios, en las trompas de Falopio, en la pared exterior del útero, en los ligamentos del útero o de los ovarios, en el intestino, en los uréteres (los tubos que van del riñon a la vejiga) o en la vejiga misma, o en el saco de Douglas, que es el espacio existente entre el útero y el intestino. Puede aparecer en la vagina, en el cérvix o en la vulva. Algunas personas incluso la tienen en los párpados y en el ombligo y en otros lugares alejados. Es de lo más fastidiosa.
El nombre «endometriosis» proviene del griego clásico; endo significa «dentro» y metra significa «útero». La terminación osis quiere decir «proceso», en este caso un proceso de enfermedad.
La ADENOMIOSIS es más concreta: se refiere al endometrio que crece entre las fibras de la pared muscular del útero. (Adeno significa «glandular» en griego.)

Que es la endometriosis

¿Qué es?
Normalmente, el endometrio recubre el interior del útero y es expulsado, con el aspecto de sangre, durante cada menstruación. Cuando se tiene endometriosis, ese tejido endometrial empieza a crecer en otros lugares del cuerpo. Por lo general el endometrio no se va muy lejos, y se encuentra mayormente en la pelvis.
Uno de los principales problemas de la endometriosis es que las células endometriales que se encuentran donde no deben siguen intentando actuar como si estuvieran dentro del útero y se preparan por si acaso un óvulo deseara implantarse en ellas. Así que cada mes se multiplican, y luego pueden sangrar otra vez, lo cual provoca nuevos implantes y las hace aumentar de tamaño. Si pudiéramos ver los implantes endometriales, nos parecerían quistes de sangre oscura, razón por la que los médicos suelen llamarlos «quistes de chocolate» (aunque también es un misterio cómo después son capaces de mirar de frente una barrita de Tobleronc).
La endometriosis causa dolor porque esos quistes o implantes están creciendo donde no deben y ejerciendo presión, y hacen que se adhieran tejidos que no deberían adherirse, y provocan bloqueos donde no debe haberlos, principalmente en la pelvis y en todo el delicado armamento reproductivo que tenemos, como las trompas de Falopio, y por eso pueden producir infertilidad.
Pero tener endometriosis no significa que una automáticamente sea infértil, pues depende del grado del daño que hayan sufrido los órganos y de lo sigiloso que pueda ser el organismo para superarlo.
La endometriosis suele diagnosticarse después de mucho buscar qué es lo que está causando dolor o dificultades para quedarse embarazada.
Además, la endometriosis tiende a repetirse: aproximadamente la mitad de todas las mujeres que la padecen la desarrollan de nuevo al cabo de cinco años de tratarla con éxito.

Tratamiento endometriosis

Tener endometriosis ya es bastante difícil sin tener que lidiar con esos sinvergüenzas autosuficientes o de mente estrecha que andan por ahí sueltos. Bien puedes descubrir que existe una combinación de soluciones médicas y naturales que te va bien a ti. Busca a alguien que diga: «Tengo mucha experiencia en este campo, ésta es mi especialidad. Puedo hacer conjeturas basándome en mi información y ensayar varias cosas, y trabajaremos juntos para encontrar el tratamiento que sea mejor para ti.»
¡Pero no te deprimas demasiado! Hay montones de personas que superan la endometriosis, existen otras muchas que la tienen para siempre pero controlan el dolor, y hay muchas cosas que sí sabemos y que podrían servir de ayuda. Éste es el problema que dio lugar a que se conocieran las autoras de este libro; Kaz fue con su endometriosis a ver a Ruth, ¡y no sabes bien lo que hemos pasado! Empecemos por decir qué es.

Endometriosis y adenomiosis

Endometriosis y adenomiosis

Endometriosis y adenomiosis.
La endometriosis es un misterio. Nadie sabe con seguridad por qué se produce, pero hay mucha gente que se dedica a explicar su teoría particular —te interese o no—, como eso de que «al tener un hijo se te cura» (lo cual no es necesariamente cierto) o «quiere decir que no eres fértil» (tampoco es necesariamente cierto) y «ya se te pasará; mi prima la tuvo y ahora tiene nueve niños» (tampoco es necesariamente cierto; y pobre prima).
En realidad no se puede prevenir la endometriosis ni su pariente cercana, la adenomiosis, ya que hay todo un abanico de teorías de por qué aparece y quién tiene más posibilidades de sufrirla. Resulta difícil de diagnosticar porque produce infinidad de síntomas diferentes y porque algunos médicos suponen que el dolor es sólo menstrual y ya «irá asentándose», sobre todo en las mujeres jóvenes. Y resulta difícil de tratar porque es distinta en cada persona. Las decisiones acerca del tratamiento son complejas, y hay veces que resulta muy difícil saber cuál es el más acertado. A pesar del factor anecdótico de la prima de antes, las predicciones sobre la fertilidad futura son casi imposibles.
De hecho, si tu medico dice que no hay nada que hacer, o «querida niña, sé exactamente lo que puede curarte, y entiendo con toda exactitud hasta dónde alcanza tu endometriosis sin examinarte por dentro, y voy a curarte en un periquete y hacer que tengas un montón de niños», ya puedes echar a correr. También debes echar a correr si tu experto en salud natural te dice: «Tengo una teoría secreta acerca de la endometriosis que no conoce nadie. Aparece porque estás deshidratada no tomas suficiente esencia de cornamenta de alee/no te sientes cómoda con tu lado femenino (etc.).»

Exceso de andrógenos en mujeres

Filed under: Problemas menstruales

Ésta no es una condición para imponerse una misma un tratamiento. El consejo de un experto que posea conocimientos en este campo resulta esencial. No obstante, he aquí algunas cosas que puedes hacer tú:
• Si estás obesa o sufres el síndrome de ovario poliquístico, bajar de peso o mantener un peso ideal te ayudará a controlar los niveles de andrógino. También te será útil tomar comidas regulares, ingerir pocas grasas y comer más fibra. El hecho de perder peso y de seguir una dieta rica en fibra y en estrógenos de plantas aumenta los niveles de globulina transportadora de hormonas sexuales, la cual ayuda a bloquear los andrógenos, y así no están tan disponibles.
• Reduce el estrés con ejercicio y técnicas de relajación o meditación..

Tratamientop por exceso de andrógenos

Filed under: Problemas menstruales

Una vez más, el tratamiento depende de la causa. Las mujeres que sufren el síndrome de ovario poliquístico necesitarán que les enseñen a regular el equilibrio hormonal y a restablecer los períodos regulares. Tras la menopausia se puede seguir una dieta vegetariana y tomar estrógenos de plantas para aumentar la SIIBG y reducir el efecto masculinizantc de los andrógenos. El crecimiento excesivo del vello de tipo masculino o la pérdida de cabello causados por los andrógenos pueden ser difíciles de controlar con hierbas medicinales. Parece ser que la especie Smilax áspera (zarzaparrilla) y la Tumera aphrodisiaca (damiana) bloquean los efectos de los andrógenos mediante inhibición competitiva, pero los fármacos son más rápidos y más fiables. Cuando el exceso de vello o la pérdida de cabello constituyen un problema serio, tal vez lo mejor sea combinar primero los fármacos y luego los remedios con hierbas a modo de mantenimiento.
Otro método es el de incrementar el ritmo al que el organismo convierte los andrógenos en estrógenos. La mezcla de peonía y regaliz, una fórmula empleada en la medicina tradicional china, va bien para el exceso del andrógeno fabricado en los ovarios, pero sus efectos duran poco.
La aportación de la glándula adrenal a los andrógenos puede modificarse con hierbas adaptógenas como el Eleuthrococcus senticosus (ginseng siberiano) y el Panax ginseng (ginseng coreano). También pueden servir de ayuda las nervinas, una familia de hierbas que se utilizan para moderar los efectos del estrés (consulta la sección que se centra en el estrés del apartado «Los sospechosos habituales»). El Humulus lupulus (lúpulo), que es una planta nervina y posee la ventaja adicional de reducir la hormona luteinizante, tiene mucha importancia para el sindrome ovario poliquistico.
Cuando el exceso de vello es la preocupación prioritaria, el tratamiento debe continuarse a lo largo de muchos meses, y en algunos casos indefinidamente. Es importante que el remedio escogido se considere seguro para ser administrado a largo plazo. Resulta vital que trabajes con un herbolario experto y especializado en ese campo, y que (vamos, repite conmigo) no te automediques.

Tratamiento del exceso de andrógeno

Filed under: Problemas menstruales

El tratamiento del exceso de andrógeno depende de las causas. La obesidad exige perder peso; a las mujeres pos-menopáusicas se les suele recetar la terapia hormonal sus-titutiva; los fármacos pueden dejarse o cambiarse por otros; la hiperplasia adrenal congénita y la que se inicia en la edad adulta se tratan con dosis bajas de dexameta-sona, un eorticosteroide. Los tumores adrenales u ováricos suelen requerir cirugía.
Se puede recurrir a algunos tipos de pildora anticonceptiva para tratar el exceso de andrógeno. Una de ellas, llamada Diane, contiene un antiandrógeno y se usa específicamente para el exceso de esta hormona que provoca acné o hirsutismo. Algunas de las modalidades de la nueva pildora anticonceptiva de «tercera generación», que contienen los progestógenos norgestimato, desogesterol y ges-todeno, tienen un escaso potencial androgénico. Sin embargo, el uso de estos tipos de pildora puede incrementar el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos, y no son para todo el mundo. Muchas pildoras anticonceptivas contienen un pro-gestógeno denominado levonorgestrel, que posee efectos androgenizantes; en la mayoría de los casos no es la pildora lo que se debe tomar si ya se tiene un exceso de andrógeno. Habla con tu médico. La cantidad de progestó-geno de la pildora que tomes influirá en su potencial androgénico.

Androgenos en la mujer

Filed under: Problemas menstruales

El primer paso consiste en hacerse un análisis de sangre para ver si hay un nivel elevado de tcstosterona y comprobar los niveles de la proteína portadora, la globulina transportadora de hormonas sexuales (SIIBG). La testosterona en suero es el mejor indicador de la producción de andrógenos en el ovario, y la SHBG indica cuánta testosterona puede tener efectos androgenizantes. Los ovarios fabrican más andrógenos si se sufre el síndrome de ovario poliquístico. También hay algunos quistes ováricos que producen andrógeno.
La prueba más fiable es comprobar el andrógeno denominado sulfato de DHEA. Guando existe la sospecha de una hiperplasia adrenal iniciada en la etapa adulta, o de un tumor adrenal que produce andrógeno, esta prueba puede detectar niveles anómalos de andrógeno adrenal.
Si se desarrolla una hiperplasia adrenal iniciada en la edad adulta, se tienen más posibilidades de ser bajita, tener la presión arterial elevada, sufrir irregularidades en el período y mostrar algo de vello extra.
Algunas mujeres tienen niveles normales de andrógeno pero muestran una mayor sensibilidad a sus andrógenos. Según se cree, esta tendencia es hereditaria. Causa síntomas parecidos a los que provocan los niveles altos de andrógeno y responde a los mismos tratamientos.

Exceso de androgenos

Filed under: Problemas menstruales

Señales y síntomas:
• Períodos irregulares o ausentes.
• Crecimiento excesivo del vello, llamado hirsutismo. No siempre se debe a altos niveles de andrógeno. La cantidad de vello del cuerpo suele obedecer a razones genéticas.
• Pérdida excesiva de pelo en el cuero cabelludo, lo cual se conoce como alopecia androgénica, o calvicie de tipo masculino, que también es genética. La pérdida de cabello puede consistir en una disminución general de la cantidad o en una calva en la coronilla. Puede que el pelo se vuelva rápidamente más delgado y más fino, o que la pérdida del mismo se produzca a lo largo del tiempo. Pero no termina en una calva total.
• El acné puede empeorar o aparecer de forma súbita.
• Aumento del crecimiento del vello de tipo masculino y retraso del primer período en la pubertad; y también cambios muy obvios en la cantidad y la aspereza del vello facial o corporal en mujeres adultas, sobre todo junto con irregularidades en el período. (A casi todo el mundo le salen unos cuantos pelillos de más al hacerse mayor.) Al problema pueden sumarse la pérdida de cabello y el acné. • En casos graves, infrecuentes, puede darse una «masculiniza-ción», como un agrandamicnto del clítoris y una disminución del tamaño de los pechos. Por lo general, los responsables de unos niveles excesivamente elevados de esta hormona son los tumores oválicos o adrcnalcs productores de andrógeno. Algunos fármacos como el Danazol también pueden causar una maseulinización.