Embarazo ectopico

Embarazo ectópico.
Un embarazo ectópico es aquel que ha comenzado a desarrollarse fuera del útero. El embrión puede estar en la trompa de Falopio, dentro de las fimbrias del ovario o en la cavidad pélvica. Los embarazos ectópicos no se desarrollan con normalidad porque no existe un endometrio que albergue la placenta. Si el embarazo se desarrolla en la trompa, ésta puede romperse. Esto es peligroso y normalmente requiere una intervención quirúrgica de urgencia.

Problemas embarazo

Mola hidatidiforme.
Se debe a una malformación del feto, y el embarazo no puede continuar. El tejido secreta grandes cantidades de una hormona que normalmente causa «náuseas matinales». Con frecuencia se inicia un sangrado abundante a las 10 o 12 semanas de embarazo, pero en general continúa hasta que se expulsa la mola. Dado que este tejido puede volverse canceroso, se recomienda practicar un legrado para eliminarlo por completo y vigilar las hormonas durante un año.

Problemas de embarazo

Problemas de embarazo.
Mal funcionamiento de la placenta El sangrado puede obedecer a uno de tres problemas principales:
Sangrado causado por un desarrollo anormal de la placenta y/o del feto.
Sangrado debido a una placenta normalmente desarrollada, pero situada donde no debe. Esto se denomina «placenta previa».
Sangrado causado por una placenta normal que se separa demasiado pronto de la pared uterina. Esto se denomina «hemorragia accidental» y resulta muy doloroso.