Hierbas curativas

Las hierbas curativas tonificantes para la mujer se usan para restablecer las pautas normales de sangrado. Dichas hierbas pueden interactuar con el hipotálamo o la pituitaria para reanudar la ovulación. Las más importantes son Ghantaelirium hiteum (falso unicornio), Aletris farinosa (aletris), Dioseorea villosa (ñame) y Tríllium erectum (lirio americano).

Hiperplasia endometrial

Hiperplasia endometrial.
Las células endometriales se ven excesivamente estimuladas por una exposición prolongada a un exceso de estrógeno en relación con la progesterona. La causa habitual es la ausencia de ovulación (la ovulación garantiza la presencia de progesterona). La hiperplasia endometrial sccliagnostiea examinando una muestra de tejido al microscopio. El tejido se toma durante una histeroscopia o una operación de legrado. Este problema, si no se trata, puede dar lugar a un cáncer endometrial. Los síntomas comunes son sangrado irregular, perdidas y/o flujo abundante y persistente.

Hemorragia uterina disfuncional

Causas comunes; del sangrado entre períodos.
Hemorragia uterina disfuntíional.
La Hemorragia uterina disfuntíional se debe a un problema en el cuartel general de las hormonas: la unidad hipotálamo-pituitaria. Esto suele tener como consecuencia irregularidades hormonales, sangrados erráticos y falta de ovulación. Dicha disfunción puede durar un único ciclo o volverse persistente.

Sangrados vaginales

Demasiado frecuentes y demasiado abundantes.
En este caso, la palabra grandilocuente es polimenorragia. Es una combinación de menorragia (períodos abundantes) y polimenorrea (demasiados períodos).
Gracias a Dios, no incluye ningún otro problema más, o de lo contrario nos pasaríamos aquí el día entero intentando deletrearla, y no digamos pronunciarla.
Cualquiera de los factores causantes del exceso de períodos o de períodos abundantes podría estar implicado en la polimenorragia.

El sangrado vaginal

Demasiados períodos.
Los períodos normales que se producen a intervalos de menos de 21 días se denominan polimenorrea.
Entre sus causas se incluyen un mal comportamiento de la unidad hipotálamo-unitaria o del ovario. Con frecuencia, el problema tiene que ver con la ovulación: o no se produce, o se produce demasiado pronto.

Sangre vaginal

Sangre vaginal.
El sangrado leve es el que más puede sugerir un cáncer o problemas serios de otro tipo, muchos de los cuales deben tratarse enseguida. De modo que cualquier sangrado entre menstruaciones debe investigarse de inmediato.
Así que ya puedes acudir al médico, y no esconderte detrás del sofá.

Sangrado vaginal

}

Todo sangrado vaginal después de la menopausia, por leve que sea, debe ser investigado inmediatamente por un médico, pues podría ser un cáncer de útero. Otra causa del sangrado posmenopáusieo podría ser la existencia de pólipos o lesiones en el cérvix. ducirsc alrededor de la ovulación, aunque puede tener lugar en cualquier momento del ciclo.
Sangrar entre menstruaciones no suele ser un problema podría deberse a cambios hormonales en la ovulación o a lesiones benignas en el cérvix, pero sí que podría ser consecuencia de un cáncer de útero o de cérvix, y hasta que se haya investigado y eliminado dicha posibilidad como causa, no se debe empezar ningún tratamiento. Es vital no tomar sin más un fármaco o hierbas para dejar de sangrar sin saber exactamente qué es lo que pasa.