Tratamiento al síndrome del shock tóxico

El síndrome del shock tóxico constituye una urgencia médica aguda. Si se desarrollan sus síntomas, hay que retirar inmediatamente el tampón y dirigirse enseguida a un hospital para hacerse una exploración. Éste no es un problema que deba tratarse con la medicina natural. El síndrome del shock tóxico se trata con antibióticos, y probablemente requerirá ingreso hospitalario.
Ten en cuenta que aunque el síndrome del shock tóxico sea muy raro, sus síntomas pueden ser los de otras urgencias médicas. Dicho de otro modo, todo acceso violento de fiebre acompañado de un sarpullido en la piel, etcétera, debe ser examinado de inmediato, aunque no se utilicen tampones.

Prevención del síndrome del shock tóxico

•   El hecho de no utilizar tampones reduce drásticamente las posibilidades de desarrollar el síndrome del shock tóxico, pero hay que tener en cuenta que se trata de un problema muy poco frecuente.
•  Cambia el tampón con regularidad, al menos cada cuatro horas. Eso puede ayudar a reducir la incidencia.
•  Los tampones «superabsorbentes» se asocian con un riesgo más alto, posiblemente a causa de la composición de los mismos. (Utiliza el tamaño más pequeño que te dure cuatro horas, así te cambiarás cuando corresponde.)
•  No te dejes un tampón puesto una noche entera. Las mujeres que alternan tampones con compresas muestran una menor incidencia de shock tóxico.
•  El síndrome del shock tóxico puede estar asociado incluso con las fibras sintéticas que se usan para los tampones, y por lo tanto existe la posibilidad de que el riesgo se reduzca mediante el uso de fibras naturales, como el algodón. En la actualidad se venden tampones fabricados con fibras orgánicas y sin tratar, pero no hay pruebas de que sean mejores.

El síndrome del shock tóxico

El síndrome del shock tóxico constituye un problema muy infrecuente, pero puede tener efectos mortales causados por la liberación de una toxina procedente de la bacteria Staphylococcus aureus (estafilococo dorado). Dicha toxina ataca a diversos órganos del cuerpo y causa síntomas como erupciones y fiebre alta. El shock tóxico puede afectar a cualquier persona infectada por este estafilococo, pero es mucho más probable que guarde relación con la menstruación y con los tampones en particular. Ninguno de sus síntomas debe tomarse como parte de un período «normal».

Señales y síntomas

•  Jaquecas, dolor de garganta y molestias en articulaciones y extremidades. Además, las primeras señales del shock tóxico suelen ser síntomas parecidos a los de la gripe. Por lo general aparecen unos días después de comenzar el período.
•   Esto va seguido de un súbito ataque de fiebre (una temperatura por lo general superior de 39 grados centígrados), con vómitos y diarrea.
•  Al cabo de unas 48 horas, puede producirse un drástico descenso de la tensión arterial que causa los síntomas del shock. Éstos son: sudoración, palidez, mareos, colapso y a veces desorientación o pérdida de conocimiento.
•  A estos síntomas suele acompañarlos un sarpullido. La piel enrojece y después se pela como si estuviera quemada por el sol.
•  A veces se ven afectados los ríñones, que dejan de filtrar la sangre.