Combatir el estreñimiento

• Reduce el consumo de café: beber dos tazas de café o cuatro de té al día está asociado con un mayor riesgo de infertilidad debida a una enfermedad en las trompas o a la endometriosis.
• Reduce la ingesta de alcohol: las mujeres que beben más alcohol son más propensas a sufrir endometriosis. Incluso un consumo de alcohol moderado, si también está asociado con desórdenes en la ovulación o con endometriosis, tiene que ver con una menor tasa de fertilidad.
• Come más fibra, yogur y vegetales amargos (verduras verdes y de sabor amargo como algunas lechugas y las hierbas medicinales amargas). Encontrarás información al respecto en los «20 consejos para una dieta correcta» del capítulo «Cuidarse una misma».
• La hipoglucemia funcional, o sea, sufrir de mareos y desmayos entre comidas, suele agravar los cambios de humor o la depresión. En el capítulo «Cuidarse una misma» se incluye una dieta hipoglucémica.
• Sigue una dieta pobre en grasas y rica en fibra y en ácidos grasos esenciales. Las pruebas realizadas han sugerido que los aceites de pescado y el ácido gamma-linoleico (AGL) resultan útiles para tratar tanto la inflamación como la endometriosis severa e incluso la infertilidad. Los aceites de flor estrella, de pescado y de primavera pueden contribuir a una reducción de la flamaeión y al mismo tiempo mejorar la fertilidad. Las mujeres que padecen de endometriosis y que sufren dolor menstrual o problemas de fertilidad probablemente se beneficiarán más de los aceites de pescado que del aceite de primavera (o similar). Se recomienda tomar dosis diarias de entre 2 y 4 gramos.
• Come a menudo verduras de la familia de las coles.
• Ingiere estrógenos de plantas, como los granos de soja, y lignanos, como la linaza, para contribuir a mantener bajos los niveles de cstrógeno.
• La lactancia resulta útil para frenar la endometriosis. Ten en cuenta que lo mejor es tener primero un niño. Los embarazos completos tienden a reducir el riesgo de endometriosis, y el riesgo se reduce con cada siguiente embarazo. Por supuesto, esto no quiere decir que el embarazo «cure» la endometriosis, y, de todos modos, intentar curarse la endometriosis no constituye un motivo para quedarse embarazada. Además, hay mujeres cine han tenido montones de niños y siguen teniendo endometriosis.
• Piensa en tus anticonceptivos. Los dispositivos intrauterinos (DIU) se han relacionado con una mayor incidencia de endometriosis, posiblemente porque estimulan el flujo retrógrado y alteran los niveles de prosta-glandinas.

Frutas contra el estreñimiento

Estreñimiento.
El estreñimiento constituye un problema común antes de la regla. Agrava el dolor menstrual y ralentiza la eliminación de estrógenos.
• Come verduras de hoja verde y amarga y fibra alimentaria, y bebe grandes cantidades de agua.
• La mayoría de los laxantes producen espasmos del intestino para empujar el contenido del mismo, y eso es exactamente lo que no te conviene a ti, ya que los espasmos reflejos en todos los órganos de la pelvis pueden doler muchísimo. A lo mejor necesitarías tomar compuestos de extractos de hierbas que contengan hojas amargas para mantener hábitos intestinales regulares, pero éstos no deben incorporar ninguno de los laxantes de antraquinona.
• Aléjate de los analgésicos con eodeína, pues a menudo agravan el estreñimiento.

Sindrome del colon irritable

Síndrome de colon irritable.
Francamente, no hay nada de agradable en tener un trasero gruñón. El síndrome de colon irritable a menudo acompaña a la endometriosis, y puede empeorar aún más el dolor menstrual, (lomo algunos de los síntomas de la endometriosis se parecen al síndrome de colon irritable, tal vez pase inadvertido que tenemos un espasmo de intestino en vez del dolor originado por la endometriosis.
La endometriosis y el síndrome de colon irritable con frecuencia aparecen juntos. Ello tal vez se deba a que las malvadas prostaglandinas son capaces de provocar espasmos musculares tanto en el colon como en el útero, y también es posible que el intestino reaccione a la irritación de la cavidad pélvica teniendo un espasmo reflejo con el útero. Quizá, cuando una parte del cuerpo tiene un espasmo, todo el resto decide tener otro por simpatía.
La dieta para el síndrome de colon irritable y sobre todo el desayuno con semillas, resulta eficaz. Este desayuno tiene también la ventaja de ser rico en oligoelementos, en calcio y en los ácidos grasos esenciales que ayudan a equilibrar las prostaglandinas.