Propiedades del agua

Tome nota:

Es el único nutriente con cero calorías que existe. Además, en su composición natural existen sales minerales indispensables para el organismo. Su disponibilidad para el cuerpo es inmediata, a diferencia de lo que ocurre con otros nutrientes presentes en los alimentos.

Beber la cantidad suficiente de agua -al menos dos litros por día- resulta indispensable para controlar el apetito. “En un organismo mal hidratado, la temperatura interna aumenta; esto estimula la región del cerebro responsable de generar la sensación de hambre”, explica la nutricionista Valeria Pascual, especialista en la hidratación de atletas.

Bebida abundantemente, se transforma en un incomparable “cosmético interior” para mantener uñas y cabellos fuertes y saludables.

Por diversos motivos relacionados con el equilibrio químico de las células, el agua se transforma en un verdadero remedio que potencia el sistema inmuno-lógico en su acción preventiva contra las infecciones. Asimismo, favorece la dilución de ciertas sustancias tóxicas.

Si no se cuenta con una buena reserva de agua dentro del organismo, el cuerpo luce “hinchado”. Esto es así porque, a menor cantidad de agua intra e intercelular, la concentración de sodio del organismo aumenta, y el cuerpo la compensa con una retención de líquidos.