Amenorrea secundaria

Como se ve, algunas de las causas de la amenorrea secundaria que se indican aquí, como el exceso de ejercicio y no ingerir suficientes calorías, podemos tratarlas nosotras mismas. Otras son problemas que requieren ser tratados por un médico especialista, tal vez con fármacos o mediante cirugía. Un terapeuta naturista podrá ayudar a contrarrestar los efectos secundarios de los medicamentos. Si necesitas una intervención quirúrgica, cerciórate de que conoces los consejos útiles para la preparación y la convalecencia que se indican en el capítulo «El enfoque médico».
A continuación encontrarás más información sobre algunas de las causas concretas de la interrupción de la menstruación.

Causas de la interrupción de los períodos

Causas Comunes de la interrupción de los períodos (amenorrea secundaria).
Problemas en el hipotálamo.
Normalmente el hipotálamo segrega hormona liberadora de go-nadotropina (GnRH) a impulsos, pero hay varios problemas que pueden interferir, como los siguientes:
Estrés:
El estrés, incluidos los viajes, puede interrumpir los períodos. Los niveles de estrógeno se encuentran en el nivel inferior y con frecuencia no se produce la ovulación.
Pérdida de peso:
Los períodos pueden interrumpirse si la cantidad de grasa corporal disminuye por debajo del 25 por ciento. Las causas comunes son tener un peso por debajo de lo normal, o sufrir anorexia nerviosa o alguna enfermedad grave.
Exceso de ejercicio:
La GnRII se ve perjudicada por el ejercicio prolongado y riguroso, y eso puede interrumpir los períodos.
Enfermedad severa crónica:
Un fallo renal o hepático crónico, y otras enfermedades graves o prolongadas pueden interrumpir los períodos debido al efecto que tienen sobre el hipotálamo.
Fármacos:
Algunos fármacos con receta médica pueden interferir con las hormonas.

Amenorrea secundaria

Interrupción de los períodos (amenorrea secundaria)
• Tus períodos se interrumpen durante seis meses o más en los años comprendidos entre la primera menstruación y la menopausia.
• Dejas de tener más de tres períodos consecutivos y tu ciclo habitual dura más de 28 días.