Automasaje

Filed under: Masajes corporales

Los masajeadores de dos ruedas son perfectos para iniciarse en el arte del automasaje. Úselos diariamente.
Todo a la columna.
Los nervios espinales no descansan nunca, la importancia de sus funciones no lo permiten. Y este trabajo continuo es muy sensible, basta muy poco para crear una interferencia en su funcionamiento. Desde un virus que irrita la raíz nerviosa -cosa poco común- hasta los mucho más frecuentes problemas derivados de la posición, que finalmente se traducen en una mayor o menor compresión de os nervios espinales. Los problemas pueden darse a diferentes alturas dentro de la columna. Existen personas que trabajan la mayor parte del día con la espalda inclinada (los dentistas, por ejemplo). A la larga, esto traerá como consecuencia una disminución de flexibilidad entre dos o más vértebras dorsales, con sus consiguientes consecuencias a nivel de los nervios. Si el problema se produce a nivel de la sexta vértebra cervical, se afectan los nervios que inervan la musculatura del cuello, con su correspondiente correlato de dolor, tortícolis, problemas en la garganta que incluyen desde irritabilidad hasta enrojecimiento crónico. Y podríamos seguir con los ejemplos. Por esta razón, es vital saber utilizar las “ruedas quiroprácticas”.