Dolores pelvicos en el embarazo

Filed under: Citas para el medico

Normalmente, la exploración de la pelvis tiene dos fases. Ambas se realizan cuando estás tendida de espaldas en la camilla de la consulta del médico. Es correcto pedir que también esté presente una enfermera. Y aquí viene lo difícil: con tanto hurgar y toquetear, se supone que una debe estar relajada. No es exactamente una experiencia tranquilizadora, pero no ha de causar dolor a menos que una se ponga muy tensa o pase algo malo. A veces el médico te pide que apoyes los pies en unos estribos. El médico, con las manos limpias y provisto de unos guantes de látex, utiliza un instrumento esterilizado de metal o de plástico Ñamado speculum para abrir muy suavemente tu vagina a fin de Poder ver el cérvix. Ese es también un buen momento para practicar una citología, dado que ya que estás ahí tumbada…
Para realizar la exploración pélvica completa, el médico introduce dos dedos en la vagina de modo que las yemas de los mismos toquen la zona del extremo superior de la vagina, entre el cérvix y la pared. Con la otra mano presiona la parte baja de tu abdomen. A continuación, agita dos dedos muy suavemente para mover algunos de tus órganos y ver si tienen el tamaño y la forma correctos.
El útero puede palparse entre las manos, y si estás relajada (en fin, más o menos) resulta bastante fácil distinguir si se encuentra en el lugar normal, si tiene el tamaño adecuado y puede moverse con facilidad.
Ahora ve a tomarte un té y una ración de pastel de chocolate.