Dolor menstrual

Hay legiones de mujeres de aspecto demacrado que van por ahí con una bolsa de agua caliente pegada a la tripa, se arrastran en bata por la casa y se cercioran de que nunca se les acaben los analgésicos; son las que sufren «calambres» o dolor menstrual. «Es que estoy en esos días del mes», van murmurando, y todo el mundo asiente con compasión a su paso, sin sugerirles siquiera que una bata de andar por casa sucia y vieja no es el mejor atuendo para las cuatro de la tarde. ¿Es esto algo que tenemos que soportar obligatoriamente? (El dolor, no la bata.)
Pues no. Aquí, la conclusión es que el dolor es, en fin, una lata. El dolor hace que las personas se sientan cansadas y de mal humor, y que sean, por encima de todo, propensas a acudir a su médico; tal vez se deba a una enfermedad, quizás a un desorden, o puede que a un ligero desequilibrio hormonal que es fácil de solucionar.

Acné en las mujeres

Filed under: Acné,Menstruación

Acné
Alrededor de la mitad de las chicas de edades comprendidas entre los 14 y los 17 años (y más o menos las tres cuartas partes de los chicos) tienen granos. Por lo general, al llegar a los 20 el problema ya se ha disipado y sólo aparece alguno que otro de vez en cuando.
El acné no es consecuencia de una piel «sucia», de la mala higiene, de los bombones, de la inminencia de una cita importante ni del pelo grasiento sobre la cara. Existen causas reales del acné, todas ellas relacionadas con el aumento de los andrógenos (hormonas masculinas) alrededor de la pubertad. Hay personas que tienen desequilibrios hormonales pero no les salen granos (lo cual resulta sumamente ofensivo para el resto). Y hay personas cuya piel simplemente parece más propensa a reaccionar mal a los andrógenos.
Otra razón de que los andrógenos puedan causar granos es que el incremento de los niveles de esa hormona en la piel puede producir un engrosamiento alrededor del poro y un aumento del sebo (grasa). Las bacterias que crecen en la superficie de la piel pueden infectar los poros y provocar una inflamación. Esto parece ser genético, de modo que cuando tengas dudas, echa la culpa a tus padres; a estas alturas ya deben de estar acostumbrados.

El Ciclo menstrual

Filed under: El Ciclo menstrual

Contar los días

El primer día de sangrado de un período como es debido se cuenta como día Uno del ciclo menstrual. El manchado premenstrual, o «falsa alarma», no cuenta como parte del período en sí. Desde el primer día del período hasta la ovulación se extiende la fase folicular (de formación del óvulo), que suele durar unos 14 días. (De modo que, técnicamente, la fase menstrual se incluye en la fase folicular.)
En el día de la ovulación comienza la fase luteínica, que también dura 14 días y termina al iniciarse el siguiente período, que es el día Uno del ciclo siguiente.