Menstruacion irregular

Lo cierto es que sufrir cierto dolor menstrual es habitual, pero el mero hecho de que sea algo común no significa que sea normal o que no haya que preocuparse. Lo más importante respecto del dolor menstrual persistente es averiguar cuál es la causa del mismo. Si el tratamiento que sigues para el dolor no te funciona, ponte a investigar; podría ser una advertencia de tu organismo de que hay algo grave. Las dos preguntas que una debe formularse respecto al dolor menstrual son: ¿Te molesta lo suficiente para desear o necesitar tomar medidas al respecto? Si no es así, estás excusada. Siéntate en el rincón y ve probándote sombreros hasta terminar este apartado. Si tu dolor menstrual es lo bastante pronunciado para empujarte a tomar medidas, surge otra pregunta: ¿Estás contenta con el tratamiento que sigues actualmente? Si no es así, continúa leyendo. Puede que merezca la pena: al fin y al cabo, por término medio tienes doce o trece períodos al año, y si sufres dolores durante dos o tres días, eso da un total de un mes entero de dolor cada año. Fatal.

Cambios de humor desequilibrio hormonal y depresión

Cambios de humor
Desequilibrio hormonal
Las clases de sentimientos que puedes experimentar cuando estás en la fase premenstrual (antes de tener el período) son muy parecidos a la ansiedad y la depresión. De hecho, es probable que necesites un microscopio para distinguir unos de otros. Estos síntomas se sabe que forman parte del síndrome premenstrual (SPM). En el próximo capítulo encontrarás un apartado entero dedicado a ellos.
Hipoglucemia
La hipoglucemia, que es una serie de fluctuaciones descontroladas del azúcar en la sangre, puede dar lugar a sentimientos de depresión y de ansiedad, además de cansancio.
Depresión
La depresión (como mínimo, suspirar profundamente) y la ansiedad (terror en grado leve) son los cambios de humor más comunes que experimentan las adolescentes. El ciclo menstrual y las hormonas están volviéndose estables y regulares, y puede que también las glándulas lagrimales estén haciendo un trabajo extra.
Esto puede guardar relación con las fluctuaciones hormonales, algo así como estar en la fase premenstrual todo el tiempo. Es asombroso que no detengan a más jovencitas por morder a la gente en plena calle. Puede haber otros factores, como problemas en el colegio o en casa que se vuelven más difíciles de tratar a causa del estrés adicional debido a la pubertad.