Perdida de menstruacion

También es sumamente preocupante. La causa suele ser hormonal, pero manchar después de tener relaciones sexuales puede ser la gran señal de alarma que nos avise de lesiones cancerosas en el útero o en el cérvix.
Siempre se ha de investigar el sangrado entre un período y otro, sobre todo cuando:
• no forme parte de tu ciclo habitual;
• tengas cuarenta años o más;
• te ocurra después de tener cualquier tipo de relaciones sexuales.

La duración del período

Filed under: Menstruación

Entre 3 y 5 días sangrando es la duración aceptada de un período normal. Los períodos que duran menos pueden estar asociados a diversos problemas, como, por ejemplo, un desorden de tiroides, anemia y bajo peso corporal.
Los períodos más largos pueden ser una indicación de desequilibrio hormonal, en particular de que no se está ovulando, un proceso que depende de las interacciones normales de las hormonas. Los períodos muy largos pueden deberse también a desórdenes y a algunos problemas ginecológicos graves.
Para la duración de un período no cuentan los días anteriores o posteriores en los que se mancha un poco. Manchar cerca de la fecha del período puede ser una indicación de problemas serios y tal vez haya que investigarlo; y si se mancha entre un período y otro hay que comunicárselo lo antes posible al médico.

Las trompas de Falopio

Los daños ocasionados a las fimbrias o las adherencias causadas por infecciones, operaciones quirúrgicas o una endometriosis pueden afectar gravemente el funcionamiento normal de esos corpúsculos y ser causa de infertilidad. Pero el organismo es muy listo; se ha demostrado que la actividad de las fimbrias es tan intensa que son capaces de crear una ondulación que alcance al otro lado y recoger un óvulo del ovario derecho y transportarlo hasta la trompa izquierda, o viceversa, si una de las trompas está bloqueada. Eso sí que es moverse.
Por suerte, es más probable que las infecciones y las adherencias afecten al extremo ancho de la trompa, pero, por desgracia, cualquier cambio en el minúsculo diámetro interior de ésta puede incidir en la fertilidad o aumentar las posibilidades de un embarazo ectópico, en el cual un óvulo fertilizado se queda atascado en la trompa y empieza a crecer un embrión en el lugar donde no debe. (Otra cosa de mujeres que lleva el nombre de un hombre: las trompas de Falopio se llaman así gracias a un italiano del siglo xvi que se llamaba Gabriello Fallopio.)