PROTEÍNAS DE REJUVENECIMIENTO

Filed under: Cuidados de la piel

PROTEÍNAS DE REJUVENECIMIENTO EPIDÉRMICO:
La incorporación de este snto tan novedoso, en las manos de una profe-sional de la Estética, supone un nuevo concepto a la hora de plantearse un tratamien-to de envejecimiento cutáneo; con todo lo que ello implica: Flacidez epitelial, arrugas, alteraciones.vasculares, deshidratación… A continuación vamos a abordar toda esta sintomatología desde un punto de vista global.
Cuando hablamos de mejorar el estado de la piel, debemos recordar que la piel, a partir de los 30 años, empeora y esto aumenta con el paso de los años. Pasamos de una renovación de la piel de unos 20 días a una renovación de 40 días o más. En consecuencia la piel se renueva más lentamente, se pierde elasticidad, hidratación, permeabilidad y se desintoxica más lentamente.
Con la utilización de productos cosméticos intentamos hacer penetrar distintos productos activos en la piel, con la misión de mejorar sus deficiencias. Sin embargo no obteníamos una activación de las células epiteliales para que volvieran a un ciclo renovador menor, y fueran capaces de volver a producir el colágeno y la elastina que se habían deteriorado.
Sabemos que las células de la piel tienen a su alrededor distintos receptores. Estos receptores, si reciben lo que esperan, activan ciertos mecanismos y es así como llegamos a activar la reproducción epidérmica. Ahora bien, es importante darse cuenta que cada receptor tiene una forma especial que se adapta a una proteína determinada. Las proteínas de rejuvenecimiento van a actuar sobre las células, activándolas, de tal forma que sea la propia piel la que se regenera, elaborando aquellas substancias de las que carecía. Parece ser que en lo que a la piel se refiere, el hecho de tener estas proteínas en abundancia o no, viene regulado por una hormona de crecimiento segregada en nuestro cerebro por la hipófisis o glándula pituitaria. De ahí la importancia de la aplicación de un producto bio-genético para suplir esta deficiencia hormonal. Estas proteínas llamadas factores de crecimiento, están elaboradas de forma que tienen un peso molecular muy bajo, lo que facilita su penetración en la piel, siendo capaces de llegar a ensamblarse en la membrana celular.
Las curas con las proteínas de rejuvenecimiento van a proporcionar a la piel una tersura, firmeza y luminosidad que había ido perdiendo con el paso del tiempo.
Las curvas se llevan a cabo durante un período de 12 semanas, generalmente se lleva a cabo una cura semanal, pero hay 5 semanas en las que hay que realizar 2 sesiones.
La aplicación de las ampollas sigue en orden cronológico, puesto que cada una lleva una diferente composición y proporción de factores de crecimiento.
Llama la atención el traslado del producto ya que precisa una temperatura constante (Llega congelado).