Problemas menstruales

Muchas mujeres también sufren diarrea, necesitan orinar a todas horas, o incluso tienen náuseas; todo esto se debe a los espasmos reflejos en órganos cercanos.
El problema contrario puede deberse a un mal tono muscular del útero, acompañado de una fuerte hemorragia o «inundación» durante el período. Puede que haya una sensación de pesadez o congestión pélvica. La falta de tono muscular puede deberse a haber tenido numerosos embarazos, un parto reciente y problemas que impiden la adecuada contracción del útero, por ejemplo, fibromas, pólipos y adenomiosis.