Hierbas medicinales para fibromas

Las hierbas astringentes suelen combinarse con uno o más tónicos uterinos para mejorar el tono del útero y trabar de normalizar el funcionamiento del mismo.
Teniendo en cuenta el número de mujeres que desarrollan fibromas, la investigación sobre el tratamiento y la prevención de los mismos no está a la altura de las circunstancias. En uno de los pocos ensayos en que se utilizaron hierbas medicinales para tratar los fibromas, se administraron Paeonia lactiflora (peonía china) y P suf-fruticosa (peonía arbustiva), Pona cocos (hongo poria), Cinnamomum cassia (canela) y Prunus pérsica (melocotón) a mujeres que tenían fibromas uterinos. El 90 por ciento de ellas experimentaron una mejoría de sus síntomas, y en un 60 por ciento de los casos los fibromas disminuyeron de tamaño.

Tipos de hierbas medicinales

Tipos de hierbas medicinales
La Hamamelis virginiana (hamamelis), el Aesculus hippocastanum (castaño de Indias) y el Ruscus aculeati(rusco) se emplean para tratar cualquier problema relacionado con la congestión venosa o con la inflamación de los vasos sanguíneos. Estas hierbas tienen efectos antiinflamatorios, antihemorrágicos y astringentes, y resultan útiles cuando la congestión pélvica va acompañada de reglas abundantes, o cuando se ven afectados otros vasos sanguíneos y también existe un problema de hemorroides o venas varicosas.

Hierbas medicinales

Las hierbas medicinales
Conseguir la combinación adecuada de hierbas medicinales requiere entrenamiento y experiencia. Un herbolario nos recetará para la menorragia funcional una mezcla de hierbas que afectan al tono del útero y regulan el sangrado: las astringentes, los tónicos uterinos y los emenagogos; e incorporará también hierbas que mejoren la vitalidad en general, que traten el hígado, que rebajen el exceso de Calor del organismo y ayuden a eliminar el exceso de estrógenos.
En concreto, las hierbas siguientes son útiles para los períodos abundantes.