Piel Salud

Biocosmética y técnicas de reafirmación cutánea: rayos ultravioleta, bronceado y psoriasis

Los avances en la síntesis cosmética se desarrollan a pasos agigantados. En este artículo te exponemos los avances en biocosmética, te hablamos de técnicas de reafirmación cutánea, de la terapia de rayos ultravioleta y de su aplicación para la psoriasis y te ofrecemos 10 consejos para proteger tu bronceado de los rayos ultravioleta.

 

La biocosmética, sus técnicas y aplicaciones


Mediante esta técnica, la biocosmética, se aplicará estimulación externa a la piel (productos, sustancias o métodos que penetren la piel y la beneficien) y se hará uso de sustancias orales para otorgar nutrientes a la piel. La biocosmética también recibe el nombre de «cosmética natural» ya que sus ingredientes y métodos son completamente naturales.

 

La biocosmética es una ciencia científicamente estudiada que otorga a la piel la importancia y respeto que merece como órgano vital de nuestro cuerpo. Su objetivo es aportar a nuestro organismo las sustancias y nutrientes que son necesarios para que podamos sintetizar colágeno y elastina, grandes aliados en la revitalización de la piel.

Este método consiste en la administración de ciertos estímulos por vía externa -ya que penetran la piel– y otros factores por vía oral, debido a que su macromolécula no puede atravesar la epidermis. Se trata de ciertos aminoácidos, vitaminas y oligoelementos indispensables para la síntesis de la elastina y el colágeno por nuestros propios fibroblastos.

 

Acción de las bioestimulinas

Así pues, los factores externos que contienen bioestimulinas, juegan un papel de estimulación general, que actúan básicamente en los fibroblastos de la dermis que sintetizan la matriz elástica: el colágeno y la elastina.

Una condición esencial para la biosíntesis de los fibroblastos es encontrar los aminoácidos específicos de las formaciones elásticas mencionadas, en las proporciones adecuadas. Estas sustancias, al igual que las vitaminas y los oligoelementos indispensables para dicha síntesis, se aportan por vía sanguínea y de ahí que sea necesario utilizar un factor interno en forma de complemento alimenticio especial para la piel -células-.

Incluso a pesar de la evidencia, hay que precisar y prevenir que no cualquier factor activo es un estimulante del metabolismo de los fibroblastos y que no cualquier mezcla de vitaminas, oligoelementos y proteínas es el factor reconstituyente de la elastina y el colágeno.

Antes de realizar las pruebas pertinentes, el dossier técnico ha tenido que ser aprobado por el Comité de Ética, puesto que, por primera vez, un complemento alimenticio ha sido especialmente pensado y sometido a test -también histológico-en medios hospitalarios, dentro del marco de un tratamiento complejo de revitalización de la piel.

biocosmetica bronceado terapia

 

Técnicas estéticas de reafirmación cutánea


Dos profesionales españolas de la estética nos exponen los tratamientos que efectúan en sus cabinas para combatir la flacidez cutánea facial. Un paso a paso basado en la regeneración celular a base de extractos naturales y combinado con la alternancia de la aplicación de frío y calor, a través de dos cucharas que actúan como electrodos. La siguiente técnica se basa en la aplicación de Proteínas de Rejuvenecimiento Epidérmico.

 

La crioterapia:

El nitrógeno líquido se utiliza para destruir la epidermis y provocar una regeneración celular, aunque existe el riesgo de aparición de cicatrices pigmentadas (en caso de tratamiento poco profundo).

 

La terapia de rayos ultravioleta:

El sol es beneficioso para algunas enfermedades de la piel, siendo recomendado para tratar muchos problemas de la piel o de otro origen médico.

Existen tratamientos para la piel, para prevenir y curar enfermedades, que utilizan la luz natural del sol o artificial para lograr efectos positivos en la piel.

Uno de ellos es la terapia de rayos ultravioleta.

 

Terapia de rayos ultravioleta para la psoriasis


La psoriasis es la indicación más espectacular de la terapia de rayos ultravioleta:

Medio inflamatoria, medio proliferativa, la psoriasis, afección claramente genética, alcanza al 3% de la población mundial (y seguramente a mucha más si se observara más de cerca).

Si 8 de cada 10 personas con psoriasis mejoran por la gran cantidad de tratamientos existentes actualmente, la curación (total y definitiva) todavía no es sino una ilusión, a pesar de lo que pueda leerse en la prensa llamada “para el gran público”.

Así las cosas, se han comprobado periodos de remisión espontánea que durarían varias décadas, sin que puedan comprenderse bien las razones. Para encontrar una explicación, lo más cómodo es refugiarse en los complicados vericuetos de la psicosomatización.

Por otra parte, sería inútil y farragoso dar aquí una lista de los diferentes tratamientos vigentes para esta afección, tan antiestética como benigna. Optemos pues por ser prácticos y concretos.

 

Indicaciones de la UV terapia en la psoriasis:


Lo que viene a continuación podría encuadrarse en el tema “Piel y Sol”.

Recordemos entonces, en primer lugar, que los rayos ultravioleta, ya sean A o B, son beneficiosos para el 80% de casos de psoriasis, pero nocivos para el 10% restante, y no tienen ningún efecto sobre las psoriasis del cuero cabelludo, de los pliegues de la piel, las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Esta es la razón por la que deberá aconsejarse principalmente la exposición al sol (prudente) en clima helio-marino para las psoriasis infantiles y la psoriasis “ordinaria” del adulto. No hay ninguna necesidad de ir al Mar Muerto para eso. Creo que unas cuantas aplicaciones de :er¡vados del alquitrán (por desgracia, en vías de desaparición) son el mejor tratamiento de mantenimiento para una psoriasis corriente.

 

Para las lesiones severas que afectan más del 40% de la superficie cutánea, deben utilizarse los rayos UV en 3 formas:

– fototerapia uvb,

– fototerapia UVA, asociada a la administración por vía oral de un psoraleno (se habla de PUVA-terapia P para psoraleno)

– o la PUVA asociada a los retinoides.

 

La dosis total acumulativa en fototerapias: el límite

Si estas fototerapias han revolucionado el tratamiento de la psoriasis, sólo son -como las otras- suspensivas, y tienen límites que no han de sobrepasarse.

Se considera que la dosis total acumulativa no debe nunca sobrepasar, en toda una vida, 1.500 julios por cm2 (lo cual implica de paso una perfecta dosimetría y, por consiguiente, el rechazo absoluto de aparatos UV fantasiosos).

Para ser más precisos, se ha comprobado que si el número total de sesiones de PUVA sobrepasa la cantidad de 200, el riesgo de cáncer (espinocelular) se multiplica por 10. Nos parece pues inútil seguir insistiendo en el hecho de que los rayos uva no deben utilizarse nunca antes de los 18 años y, por supuesto, su aplicación en niños ha de ser totalmente prohibida.

 

Otros tratamientos de la psoriasis


 

Tratamientos locales

La vitamina D en preparado farmacéutico es la única novedad interesante de estos últimos años.

A pesar de ser irritante, tiene una buena actividad, parecida a la de un corticoide local de potencia media, aunque está lejos de ser el milagro tan esperado para aliviar las consecuencias de la psoriasis.

Recordemos de paso que los corticoides locales (27 marcas diferentes) jamás han curado una psoriasis, pero su aplicación cada dos días puede resultar útil.

 

Tratamientos generales

Dado que hemos hablado de la PUVA y de los retinoides, sólo nos queda añadir estos productos:

Metrotexato, que sólo se utiliza en las psoriasis con complicaciones articulares (artropatías psoriásicas),

Ciclosporine, un inmunosupresor cuya toxicidad es tal que únicamente debe ser utilizado en centros hospitalarios.

Después de haber leído esta rápida recapitulación habrán podido comprender que el tratamiento de la psoriasis, afección de toda una vida, debe contemplarse desde el principio de economía de municiones y, por consiguiente, de la moderación y la prudencia. Eso equivale también a señalar la utilidad (diríamos que la obligación, en psoriasis infantiles) de algunas prácticas inofensivas como las curas termales.

 

 

10 Pautas para proteger tu bronceado de los rayos ultravioleta


 

1. Evitar las exposiciones de alto riesgo: entre las 11 y 14 horas en verano (horas solares), evita el uso de aceites al principio, cuando las irradiaciones son más intensas, y en la montaña, con nieve.

2. Respetar el fototipo de cada individuo (tonalidad y color de la piel, los tonos más claros deberán protegerse más).

3. Aumentar progresivamente el tiempo de exposición, más lentamente cuanto más claro es el fototipo de la persona.

4. Aceptar el plazo de eficacia del bronceado: entre 8 y 15 días, en función del fototipo.

5. Llevar cuidado con la reflexión de la arena, responsable de insolaciones bajo la sombrilla.

6. Secarse al salir del agua, puesto que con la piel mojada, la capa córnea es más permeable a los UV.

7. Utilizar correctamente los fotoprotectores (protectores solares y epidérmicos).

8. Foto protección obligatoria del niño.

9. Tener precaución con ciertos medicamentos, perfumes y cremas, causantes de accidentes de fotosensibilización.

10. En el salón de belleza hay que “preparar” la piel para la fuerte irradiación de rayos ultravioleta B de las vacaciones mediante sesiones de rayos ultravioleta A perfectamente dosificadas por profesionales.

 

 

El betacaroteno: otra opción para el bronceado

 

El betacaroteno prepara el bronceado desde dentro, ayudándolo desde nuestra alimentación y dieta.

Para ello, abuse de las zanahorias, el tomate… y ayúdese de la fitoterapia.

Existen productos como los OPCs (Oligómeros Pro Cianidólicos), unos poderosos antioxidantes que aumentan la protección frente al sol. Otros combinan un complejo de carotenos naturales con aceite de borraja, vitaminas E y C y aceite de soja hidrogenado.

Se emplean tomándolos unos 15 días antes de exponerse al sol para proteger nuestra piel y mejorar el bronceado. Si deseas usar este tipo de productos, asesórate por un profesional (recomendablemente un médico o especialista).

 

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.