Salud Salud Íntima

Alteraciones de la menstruación, problemas del período y el sangrado

Las alteraciones de la menstruación son problemas muy frecuentes en mujeres que adoptan diversidad de formas y síntomas. Entre estos problemas encontramos alteraciones del ciclo de menstruación, exceso o falta de períodos, sangrado abundante o escaso, entre otros problemas del sangrado y la menstruación. Te los detallamos a continuación.

 

Problemas de la menstruación, la sangre y los períodos

 

La falta del primer período


Entre la pubertad y la adolescencia la mujer desarrollará sus óvulos y presentará su primera menstruación. La falta del primer período puede darse por causas diversas de tipo médico o psicológico.

En otros artículos te explicamos el primer período en la mujer y qué es la amenorrea y la falta del primer período .

 

Los períodos poco abundantes


Algunos terapeutas naturistas consideran que los períodos poco abundantes son indicio de un síndrome denominado falta de calidad de la sangre. Esta manera de pensar tiene historia.

A lo largo de los siglos, la medicina tradicional observó que de las personas que tenían el aspecto de haber perdido sangre y estaban pálidas, fatigadas, faltas de vigor y poco activas se decía que tenían ía sangre «débil»; por otra parte, las que mostraban un rostro colorado, estaban so-breestimuladas y eran irritables y vigorosas tenían un «exceso» de sangre.

Un gran número de problemas femeninos se atribuía a la sangre, ya que la mujer no sólo pierde sangre todos los meses y durante el parto, sino porque también se creía que cuando daba de mamar perdía la esencia de la sangre. Muchas culturas primitivas creían que la leche de mujer era sangre que había perdido el color rojo.

Un nombre relativamente moderno para la sangre débil, que data aproximadamente de la época de Shakespeare y se mantuvo hasta los inicios del presente siglo, fue «clorosis», que significa «color verdoso», y era un diagnóstico común de las mujeres jóvenes. Los síntomas eran fatiga, un tinte amarillento del rostro, con ojeras oscuras y síntomas menstruales tales como la ausencia del período o un sangrado abundante.

Si tienes períodos poco abundantes de forma regular, visita a tu médica o ginecóloga.

 

amenorrea alteraciones periodo sangrado

 

Los períodos de sangrado abundante


El problema contrario, «plétora», indicaba un exceso de sangre, y se caracterizaba por los excesos cometidos en general y el abuso del alcohol en particular, irritabilidad, dolores de cabeza y rostro enrojecido. Era un problema típico de la generación de más edad, normalmente de hombres gruñones y gotosos, y se creía que antecedía a la apoplejía.

El diagnóstico tanto de la clorosis como de la plétora se abandonó cuando en la época moderna se hizo posible analizar la anemia. Técnicamente, tener anemia significa que existe falta de hierro en los glóbulos rojos de la sangre o un número insuficiente de estos últimos. Las causas comunes son la falta de hierro en la dieta o la pérdida excesiva de sangre. Este término se usa con frecuencia (de forma incorrecta) en la lengua común para describir una serie de síntomas, entre ellos el cansancio, la incapacidad para concentrarse, la palidez, los mareos o la actitud apática ante la vida.

El sangrado abundante, en la actualidad, puede deberse a múltiples causas médicas. Un sangrado abundante puede darse, si los tienes de forma regular y frecuente con cada menstruación, visita a tu ginecóloga.

 

Menstruación abundante:  tratamientos

Tras el tratamiento médico, las terapias naturales pueden ser de utilidad para mantener las pautas menstruales normales, reducir los efectos de los estrógenos libres y disminuir los factores de riesgo de cambios que terminen en cáncer. En conjunto, el tratamiento será parecido al descrito anteriormente para la HUD, salvo que los períodos regulares cíclicos deben restablecerse enseguida, al cabo de un par de ciclos. Esto puede resultar difícil de conseguir con remedios naturales, que pueden hacer que se tenga el período pero no necesariamente tratar con rapidez la causa original de la ausencia de ovulación, por ello es recomendable acudir al médico.

Suplementos de hierro

La anemia puede ser tanto la causa como el resultado del sangrado uterino anormal. Algunas investigaciones demuestran que las mujeres que sufrían períodos abundantes también presentaban una deficiencia de hierro, pero no necesariamente anemia. Los investigadores supusieron que los períodos abundantes se debían a una relativa debilidad tanto de los músculos del útero como de los vasos sanguíneos del endometrio, que eran incapaces de detener la hemorragia contrayéndose.

 

Periodos menstruales cortos


Los períodos normales duran una media de 3 a 8 días. Los períodos mensuales cortos se definen por una tendencia a tener períodos de 3 días de duración o menos de forma continuada.

Los médicos a menudo no se molestan en tratar los períodos ligeros a menos que una quiera quedarse embarazada y los períodos poco abundantes se deban a que no hay oxidación. Algunos médicos identifican la causa subyacente y sugieren un tratamiento. Otros sugieren que se tome la píldora si sospechan que el nivel de estrógeno es demasiado bajo para proteger los huesos.

Normalmente se utiliza un fármaco para la fertilidad con el fin de inducir la ovulación, a menudo uno que se llama Clomid. (De los efectos secundarios debes hablar con tu médico.)

Muchas de las hierbas comunes que se emplean para tratar las hemorragias anómalas son también hierbas nutritivas ricas en nutrientes productores de sangre y anti-hemorrágieos como el hierro, las vitaminas A, C y K y el ácido fólico. Algunos ejemplos importantes de éstas son el Rubus idaeus (hojas de frambueso) y el Petroselinwn crispum (perejil).

El Chamaelirium luteum (falso unicornio), la Aletris farinosa (aletris) y la Angélica sinensis (angélica china), además del frambueso, son tónicos generales para la mujer y ayudan a regular todos los aspectos del ciclo menstrual.

Terapia naturales para el periodo menstrual corto

  • La causa subyacente debe ser identificada y tratada si es posible, por ejemplo, ganando peso.
  • Se puede emplear ciertas hierbas para normalizar los niveles hormonales e inducir la ovulación. Son las siguientes: Vitex agnus cüstus (agnoeasto) y las hierbas que contienen saponinas esteroides como el Chamucli-riurn luteum (falso unicornio) y laÁletrisfarinosa (ale-tris).

 

Sangre vaginal entre períodos


Sangrar entre menstruaciones no suele ser un problema.

Podría deberse a cambios hormonales en la ovulación o a lesiones benignas en el cérvix, pero sí que podría ser consecuencia de un cáncer de útero o de cérvix, y hasta que se haya investigado y eliminado dicha posibilidad como causa, no se debe empezar ningún tratamiento.

Es vital no tomar sin más un fármaco o hierbas para dejar de sangrar sin saber exactamente qué es lo que pasa, para ello es recomendable que si te sucede de forma frecuente visites a tu médico o ginecólogo.

Causas comunes del sangrado entre períodos: Hemorragia uterina disfuncional.

La Hemorragia uterina disfuncional se debe a un problema en el cuartel general de las hormonas: la unidad hipotálamo-pituitaria. Esto suele tener como consecuencia irregularidades hormonales, sangrados erráticos y falta de ovulación. Dicha disfunción puede durar un único ciclo o volverse persistente.

 

Demasiados períodos


Los períodos normales que se producen a intervalos de menos de 21 días se denominan polimenorrea.

Entre sus causas se incluyen un mal comportamiento de la unidad hipotálamo-unitaria o del ovario.

Con frecuencia, el problema tiene que ver con la ovulación: o no se produce, o se produce demasiado pronto.

 

Periodos demasiado frecuentes y demasiado abundantes


En este caso, la palabra grandilocuente es polimenorragia.

Es una combinación de menorragia (períodos abundantes) y polimenorrea (demasiados períodos).

No incluye ningún otro problema más, o de lo contrario nos pasaríamos aquí el día entero intentando deletrearla, y no digamos pronunciarla.
Cualquiera de los factores causantes del exceso de períodos o de períodos abundantes podría estar implicado en la polimenorragia.

 

Más: Técnicas naturales para extraer espinillas.

 

Sangrado disfuncional asociado al embarazo


Una prueba de embarazo fiable con resultado negativo. El sangrado asociado con el embarazo es la causa más común de pautas menstruales anormales.
Ausencia de dolor durante un examen vaginal o una palpación abdominal por parte de un médico. La enfermedad pélvica inflamatoria y la endometriosis son dos problemas que pueden causar síntomas similares a la hemorragia uterina disfuncional, pero por lo general provocar, dolor durante una exploración.

 

Sangrado después de la menopausia


Todo sangrado vaginal después de la menopausia, por leve que sea, debe ser investigado inmediatamente por un médico, pues podría ser un cáncer de útero. Otra causa del sangrado posmenopáusieo podría ser la existencia de pólipos o lesiones en el cérvix. Puede producirse alrededor de la ovulación, aunque puede tener lugar en cualquier momento del ciclo.

amenorrea alteraciones periodo sangrado

 

Ataques de Asma y relación con la menstruación


El estrógeno también es fundamental para el correcto funcionamiento de los pulmones.

Las mujeres controlan sus períodos por muchas razones, una de las cuales es la de evitar sorpresas como el embarazo.

Pero he aquí una sorpresa que las asmáticas desconocen: ataques de asma relacionados con sus ciclos menstruales.

Las mujeres constituyen alrededor del 60 por ciento de los asmáticos adultos, pero un número desproporcionado de ellas sufren ataques graves y conforman el 75 por ciento de los hospitalizados por este mal.

A raíz de que estudios previos eludieron la conexión estrógeno-asma, los científicos se preguntan si las fluctuaciones diarias o mensuales de esta hormona pueden ser un factor determinante.

Los investigadores que trabajan en un departamento de emergencias, donde aparecen a menudo las mujeres con ataques graves de asma, dividieron un ciclo menstrual de 28 días en cuatro intervalos semanales, basados en las fluctuaciones típicas en los niveles de estrógeno, y tomaron nota del estado de cada paciente al arribar. Descubrieron un patrón dramático: casi la mitad de las 182 mujeres se encontraban en los 3 días precedentes o en el primero a cuarto día de la hemorragia. Según el doctor Emil M. Skobeloff, autor del estudio “lo que vimos es la respuesta pulmonar al repliegue del estrógeno».

Los estrógenos parecen beneficiar a los pulmones de las asmáticas de dos maneras:

  • Calma la exagerada reacción destructiva del sistema inmunológico con respecto a los detonantes
  • Hace menos espasmódicos a los pulmones.

 

Problemas en la sangre


Entre las profesiones que evalúan la mala calidad de la sangre puedes encontrar médicos, ginecólogos o terapeutas naturistas. SIEMPRE será más recomendable que visites a tu ginecóloga o tu médico.

El diagnóstico de un terapeuta naturista de mala calidad de la sangre (también conocida como «deficiencia sanguínea» en la medicina tradicional china y «anémica» o «desnutrida» como dicen los naturópatas) no es lo mismo que la anemia médica, sino un síndrome más complejo que se caracteriza por:

  • Agotamiento y falta de vitalidad.
  • Debilidad inusual alrededor de la fecha del período, y sobre todo después del mismo.
  • Una mayor tendencia a contraer infecciones alrededor de la fecha del período, sobre todo candidas e infecciones virales recurrentes como el herpes.
  • Dolores de cabeza a menudo durante la regla o después del período.
  • Mareos.
  • Palidez de la cara y de la lengua.
  • Sequedad de la piel y el cabello.
  • Irregularidades en el período, sobre todo no tenerlos o que sean infrecuentes, ocasionalmente alguna hemorragia abundante.

El propósito del tratamiento consiste en mejorar la calidad y la actividad de la sangre en conjunto. El hierro, aunque constituye un lemento muy importante, no lo es todo.

  • La calidad de la sangre se corrige con la alimentación, hierbas nutritivas y suplementos.
  • Los niveles generales de energía mejoran con las hierbas tónicas femeninas.
  • En casos de períodos infrecuentes o ausentes, se usan hierbas que regulen las hormonas.
  • La asimilación de nutrientes se ayuda de plantas y alimentos digestivos y que producen calor.
  • La circulación se mejora con estimulantes circulatorios y hierbas que producen calor.

 

 

Fármacos para restablecer el periodo normal


Los fármacos prescriptos por el médico y sus efectos sobre el período:

Algunos fármacos aumentan el flujo menstrual y otros lo reducen; algunos influyen en la regularidad del ciclo, y otros pueden incluso interrumpir los períodos temporalmente.

No todos los efectos de los fármacos son negativos, pues los hay que se recetan deliberadamente para restablecer el flujo y la regularidad de la menstruación y también para disminuir el dolor de ovarios o la intensidad del flujo.

Anticonceptivos orales (la píldora). La píldora se usa para muchos problemas ginecológicos, no sólo como anticonceptivo. Reduce el flujo menstrual y el dolor, y establece ciclos más regulares.

Progestágenos. Estos fármacos se recetan comúnmente para la endometriosis y las hemorragias anormales. Con frecuencia pueden dar lugar a hinchazón, retención de líquidos, aumento de peso y cambios de humor (en general, no son famosos por ser fármacos para irse de fiesta.)

Agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (agonistas de la GnRH). Estos fármacos causan un temporal estado menopáusico que da lugar a una interrupción de la regla, síntomas menopáusicos y pérdida de la densidad ósea. Se emplean para los fibromas y la endometriosis, y su uso para el SPM y la enfermedad benigna de las mamas se encuentra en estudio.

 

 

Hierbas naturales para el sangrado errático


Las hierbas curativas tonificantes para la mujer se usan para restablecer las pautas normales de sangrado. Dichas hierbas pueden interactuar con el hipotálamo o la pituitaria para reanudar la ovulación.

Las más importantes son Ghantaelirium hiteum (falso unicornio), Aletris farinosa (aletris), Dioseorea villosa (ñame) y Tríllium erectum (lirio americano).

Las hierbas curativas tonificantes para la mujer se usan para restablecer las pautas normales de sangrado.

Dichas hierbas pueden interactuar con el hipotálamo o la pituitaria para reanudar la ovulación. Las más importantes son Ghantaelirium hiteum (falso unicornio), Aletris farinosa (aletris), Dioseorea villosa (ñame) y Tríllium erectum (lirio americano).

Los remedios con hierbas apropiados para el sangrado errático que se experimenta alrededor de esa época son Achillea rnillefolium (aquilea), Equisetum arvense (cola de caballo), Rubus ideaus (hojas de frambueso) y Alchemilla vulgaris (pie de león).

Una combinación delicadamente calculada de Chamaelirium luteum (falso unicornio) y Vitex agnus castus (agnocasto) puede servir para tratar la Hemorragia uterina disfuncional. El falso unicornio es la hierba adecuada para la primera mitad del ciclo y para regular la función ovárica.

El agnocasto, según se ha demostrado, estimula la ovulación y resulta útil concretamente para los problemas de la fase lu teínica del cielo y de la función hipotálamo-pituitaria. Los ensayos realizados han verificado su uso para la Hemorragia uterina disfuncional, la hiperplasia endometrial, la interrupción de la ovulación y la corrección de ciclos inferiores a 21 días. El agnocasto puede utilizarse para los períodos irregulares alrededor de la menopausia, a menudo en combinación con Cimicifuga racemosa (cimicifuga).

Las hierbas nervinas pueden calmar el estrés e impedir que las hormonas se descontrolen. Entre las mejores se encuentran el Hypericum perforatum (hipérico), la Leonorus cardiaca (agripalma) y la Verbena officinali (verbena).

Una combinación delicadamente calculada de Chamaelirium luteum (falso unicornio) y Vitex agnus castus (agnocasto) puede servir para tratar la Hemorragia uterina disfuncional.

El falso unicornio es la hierba adecuada para la primera mitad del ciclo y para regular la función ovárica. El agnocasto, según se ha demostrado, estimula la ovulación y resulta útil concretamente para los problemas de la fase lu teínica del cielo y de la función hipotálamo-pituitaria. Los ensayos realizados han verificado su uso para la Hemorragia uterina disfuncional, la hiperplasia endometrial, la interrupción de la ovulación y la corrección de ciclos inferiores a 21 días. El agnocasto puede utilizarse para los períodos irregulares alrededor de la menopausia, a menudo en combinación con Cimicifuga racemosa (cimicifuga).

El Trillium erectum (lirio americano) contiene unas sustancias vegetales similares a las hormonas llamadas diosgeninas, que al parecer regulan tanto el flujo de sangre como el equilibrio hormonal. Esta hierba tonificante del útero se considera «específica» para el tratamiento de la Hemorragia uterina disfuncional, la cual se debe a la falta de ovulación, y puede regular tanto la duración del ciclo como el flujo menstrual en el plazo de entre uno y tres ciclos.

Hierbas curativas para restablecer la ovulación.


Con el fin de restablecer la ovulación, lo primero que sé necesita es averiguar por qué ha desaparecido. Puede que tenga algo que ver con la etapa de la vida en que se encuentra una: alrededor de la menopausia o del primer período; puede que desaparezca temporalmente la ovulación debido al estrés, al exceso de ejercicio, a un bajo peso corporal o a una mala alimentación.

A veces se desconoce la causa exacta. Si un médico te dice alguna vez que la razón de tu problema es idiopática, no te desmayes; esa palabra forma parte de la jerga secreta de los médicos para decir «no tengo ni idea de qué puede estar causando eso».

 

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.