Piel Salud

Acupuntura: cuándo es recomendable y efectos terapéuticos

El nombre acupuntura proviene del latín y significa: “Acus” aguja, y “Puntura” punción, por lo que queda claro que nos referimos a un tratamiento con agujas.

Además se puede agregar que nació hace miles de años y que constituye una práctica corriente en China y en Japón. El documento más antiguo sobre el tema es el “Neichi”, aparecido en el siglo III antes de Cristo y atribuido al emperador Huan- Ti.

Este emperador chino partió de la base de que en el hombre coexisten dos fuerzas que, al combinarse, determinan su temperamento, su carácter y su salud. A estas dos fuerzas se las llama: Yin y Yang. No circulan por el cuerpo de cualquier manera, sino que siguen caminos determinados llamados “meridianos” para trasladarse de un órgano a otro.

 

acupuntura efectos tratamiento

 

Efectos de la acupuntura


Los meridianos circulan a flor de piel, tejiendo sobre el cuerpo una especie de telaraña. Su recorrido está sembrado por 800 puntos, que son los que recibirán los pinchacitos de las agujas de acupuntura para reforzar el déficit o disminuir el exceso de energía.

Los primeros instrumentos que se usaron en tiempos remotos para estimular estos puntos eran una especie de punzones de piedra. Actualmente sólo se utilizan agujas metálicas de acero inoxidable, muy finas y flexibles, que provocan un pinchazo prácticamente indoloro.

El objetivo es que penetren sólo unos pocos milímetros para producir, a través del sistema nervioso, una estimulación específica del órgano enfermo y de la totalidad del organismo.

Este concepto es muy importante porque en la filosofía de la medicina china no se trata de suprimir los síntomas de la enfermedad, sino de curar al paciente en su totalidad, ya que, como dijimos, la salud es el perfecto equilibrio de la energía Yin y Yang. La ruptura de este equilibrio significa enfermedad.

La competencia del médico consiste en, justamente, saber mantener y restablecer en sus pacientes el equilibrio entre estas dos fuerzas, que les producirá la salud total.

 

 

¿Cuándo es recomendable?


Si bien la acupuntura ha demostrado su efectividad en relación a diferentes enfermedades, no siempre el éxito es total.

El ejercicio de la acupuntura debe ser realizado por profesionales idóneos, con sólida formación, a quienes es necesario consultar si la enfermedad puede ser tratada con esta ciencia milenaria.

Es útil y con mayor posibilidad de éxito terapéutico en los casos de: dolores por enfermedades reumáticas (agudos o crónicos), dolores musculares, contracturas, calambres, tortícolis, lumbagos, tics, esguinces, torceduras y contusiones. Cólicos intestinales, gástricos y uterinos, acidez gástrica, úlcera duodenal, diarreas nerviosas. Alteraciones menstruales (dolores, espasmos). Jaquecas, neuralgias del trigémino, cefaleas, insomnio. Trastornos circulatorios periféricos (manos que se enfrían o duermen). Cólico renal o biliar.

No tiene ningún efecto en: la tuberculosis, las infecciones, las enfermedades endocrinas (tiroides, hipófisis), el cáncer, las cataratas y la mayoría de las enfermedades del sistema nervioso.

No es aconsejable su uso en: enfermos muy débiles, en aquellos que han sufrido grandes hemorragias y en los que están tomando grandes dosis de cortisona.

 

 

Mitos y realidades


Es una ciencia milenaria que trata de equilibrar la salud del organismo mediante unos pinchacitos casi imperceptibles. Su efectividad es altísima pero, de todas maneras, el doctor Feldman nos detalla en qué casos conviene utilizarla y en cuáles no (apartado anterior).

Hay un dicho que dice: “no existen enfermedades sino enfermos” y en gran parte es cierto. Porque, con el avance de la tecnología y las especialidades médicas, muchas veces se pierde de vista al paciente. Por eso el auge de la acupuntura.

Esta ciencia milenaria trata de recuperar el ejercicio humanista de la medicina. Su ventaja radica en que es un método simple -ya que sólo se necesitan algunas agujas individuales- y eficaz, debido a que cura gran cantidad de enfermedades sin producir complicaciones.

 

acupuntura efectos tratamiento

 

Claves del tratamiento


Estas son las claves del tratamiento de la acupuntura. El paciente debe estar acostado, en posición horizontal y arriba o abajo de acuerdo a la enfermedad:

Pinchazos y dolor: El pinchazo realizado en el punto chino exacto y con la aguja que corresponde casi nunca produce dolor ni hace sangrar. El número de agujas utilizadas en cada sesión es de 10 a 20, y deben permanecer colocadas durante un lapso de 10 a 20 minutos.

Duración: La duración del tratamiento depende del tipo de enfermedad. Las de reciente data desaparecen en 3 ó 4 sesiones. A medida que aumenta la antigüedad de la enfermedad, aumenta también la duración del tratamiento. En general se deben agrupar en series de 8 a 10 aplicaciones y realizarlas dos veces por semana, dejando descansar durante 30 días.

Dieta: La dieta es un complemento importante. Debe ser lo más natural y sana posible. Los excesos de peso deben tratarse con dietas de bajo valor calórico. La gimnasia y un buen ejercicio respiratorio ayudan en todos los casos a deslntoxicar el organismo y a hacer más beneficioso el efecto de la acupuntura.

Flexibilidad: Al paciente sólo le resta tener una mentalidad abierta. La flexibilidad le permitirá poder aprovechar las bondades de una terapéutica no tradicional que, como dijimos al principio, “privilegia al enfermo antes que a la enfermedad”.

 

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *