Adelgazar Alimentación

¿Cómo calcular las calorías diarias que necesitas?

El cuerpo humano es una verdadera máquina siempre en movimiento y en constante construcción, desgaste y reparación. Construcción del esqueleto, consolidación y reparación de la estructura, reemplazo de las células, gasto de energía motriz…

Para levantar el edificio, reemplazar los materiales gastados y alimentar la caldera energética, es necesario el aporte constante de elementos y de combustibles adecuados. Estos deben buscarse en los alimentos, que ingerimos y cuyo proceso de transformación y de asimilación constituye la Nutrición. Su entrada debe regularse de acuerdo con las necesidades de cada individuo. Estas dependen de la constitución, del peso, de la superficie del cuerpo, de la actividad muscular, del trabajo intelectual y del método de vida de cada uno, así como de la temperatura ambiente.

Para calcular las necesidades de cada persona, es indispensable tener una medida de base; tanto para estimar debidamente su desgaste mínimo llamado Metabolismo basal como para poder avaluar la energía producida poicada alimento. Esta medida de base es la Caloría.

 

 

¿Qué son las calorías?


Hay dos clases de calorías: la pequeña caloría que se emplea en física y que eleva de un grado centígrado la temperatura de un centímetro cúbico (un gramo) de agua destilada, y la gran caloría que eleva de un grado centígrado, o sea de 15 a 16 grados, un litro de agua destilada (un kilo).

Esta es la caloría que nos interesa.

Según los aparatos de Black y de Bunscn, llamados aparatos a fusión do hielo, un kilo de hielo necesita 79 calorías para derretirse. En su uso industrial, la gran caloría que podemos llamar entonces, caloría térmica tiene relación de 1 a 425 con el kilográmetro. El kilográmetro nos proporciona la unidad de medida que equivale al esfuerzo necesario para elevar un peso de un kilo a un metro de altura. Por lo tanto, un caballo a  vapor representa 75 kilográmetros.

 

como calcular calorias

 

Calorías de las comidas y nuestra temperatura.


El hecho de que las calorías suministradas por nuestros alimentos no sean exactamente calóricas sino energéticas no significa que no atienden a la producción y conservación de nuestra temperatura. Pero, por su constancia y su nivel relativamente bajo, esta temperatura nuestra no puede pretender tener la misma eficacia térmica que la temperatura elevadísima derivada directamente del propio fuego.

Nosotros, como todos los animales llamados a sangre caliente, somos homeotermos. Es decir, tenemos calorificación propia que nos asegura una temperatura constante, casi invariable, completamente independiente de la temperatura externa. Salvo casos absolutamente anormales como, por ejemplo, la congelación por frío excesivo.

En consecuencia no puede tampoco comunicarse y propagarse al exterior si no es en una forma muy lenta y limitada al nivel máximo de nuestro propio calor que es, normalmente de 37’95.

 

Combustión y oxidación.


Se llama combustible a toda materia susceptible de quemarse en forma más o menos completa al contacto del aire, y producir un calor aprovechable para las necesidades económicas y nutritivas de nuestro cuerpo.

Se llama combustión el conjunto de los fenómenos que se manifiestan cuando un cuerpo se consume y se transforma al unirse al oxigeno. Pero esa combustión puede ser viva o lenta.

La combustión lenta de los alimentos que se opera en nuestro organismo debe considerarse preferentemente como una oxidación.

Ya, en el año 1777, el genial Lavoisier explicó los fenómenos de la combustión por la absorción del oxígeno del aire y determinó que toda oxidación produce calor.

Todas las reacciones funcionales del hombre, como la respiración, la circulación, las secreciones, la asimilación, etc. producen calor y gastan combustible, porque el calor es una de las formas de la energía activa.

 

Cálculo de calorías


como calcular calorias

 

Diferencia de rendimiento


En el funcionamiento de nuestro organismo, la gran caloría que usamos, y que no es exactamente térmica sino energética, deja un rendimiento muchísimo mayor, porque su cometido no es precisamente de aumentar nuestra temperatura, sino de asegurar el buen funcionamiento mecánico de nuestra actividad muscular y orgánica.

Mientras el kilográmetro industrial gasta 425 calorías para levantar un kilo a un metro, según Benedict, un hombre sentado frente a una puerta, que se levanta, estira el brazo, da vuelta a la llave, baja el brazo y se vuelve a sentar, gasta solamente una caloría. Hay una fuerte diferencia.

 

Calorías en alimentos


Para calcular el rendimiento en calorías de cada alimento se determina primera su tenor en uno o varios de los tres elementos mencionados más arriba y se multiplica el número de gramos por el coeficiente respectivo.

Por ejemplo:

100 gramos de lechuga contienen 5 gramos de hidrato de carbono. Se multiplican por el coeficiente 4 y encontramos 20 calorías. Los otros 95 gramos son sales minerales, clorofila, vitaminas B y C, y agua; todos los cuales son elementos imprescindibles para la vida pero que no dan calorías.

100 gramos de papas contienen 20 gramos de hidratos de carbono, multiplicados por el coefl-, cíente 4 nos dan 80 calorías. Las papas estacionadas llegan a 90 y 95 calorías por cada 100 gramos por evaporación del agua.

Lo que sí, las papas fritas tienen un rendimiento completamente diferente por la sencilla razón de que, además de haber perdido agua durante la cocción, absorbieron unos 20 gramos de aceite, cuyo coeficiente es 8,5, lo jue nos da 170 calorías agregadas a las 80 primeras de los hidratos de carbono forman un total de 250 calorías por cada 100 gramos de papas fritas.

Por lo expuesto, las grasas son los elementos nutritivos de mayor rendimiento calorífico; lo que no significa que, alimentándonos exclusivamente de productos grasos, podríamos resolver satisfactoriamente nuestro problema nutritivo. la expliqué anteriormente el porqué.

 

Calcular las necesidades calóricas


Generalmente se da por aceptado que la persona adulta necesita diariamente 40 calorías por cada kilo de peso; pero este cálculo es solamente aproximado y puede servir hasta los 70 kilos, después de los cuales hay que cambiarlo fundamentalmente.

Para determinar la cantidad de calorías que necesita diariamente cada individuo, debe establecerse primeramente su metabolismo basal y agregarle la suma de desgaste ocasionado cada día por sus actividades.

 

Ejemplo: Eres una mujer de 22 años, de 1’65 metros de altura y pesas 58’4kg, realizas deporte intenso casi a diario (ciclismo, escalada…).

 

1. Cálculo del IMC

IMC = Peso / (Altura x Altura)

En este caso para calcular el IMC:  58 / (1’65 x 1’65) = 21’5

 

2. Cálculo del metabolismo basal

calcular calorias diarias

Metabolismo basal = 15’057 x 58’4 + 486’6 = 1371

El metabolismo basal de la chica requiere 1371 calorías para funcionar.

 

3. Agregar el factor de actividad:

Según tu nivel de actividad diaria será un numero mayor o menor.

1’2: Actividad diaria sedentaria

1’56: Actividad diaria leve

1’64: Actividad diaria moderada

1’85: Actividad diaria intensa

 

Fórmula: Gasto calórico diario = metabolismo basal x factor de actividad

Gasto calórico de la chica = 1371 x 1’85 = 2706 calorías / día

 

Conclusión: La chica en cuestión consumirá aproximadamente una media de 2706 calorías por día.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *